No vamos a negar que en Planeta Triatlón tengamos especial predilección por Fernando Alarza, un triatleta que este año ha tocado la gloria con la punta de los dedos y que, por la mala suerte, se ha visto finalmente relegado a la quinta posición en el ranking WTS. Una quinta posición que, en nuestra opinión, no corresponde en absoluto con el nivel demostrado a lo largo de la temporada. Para nosotros Fernando es tercero, con todos los respetos para Kristian Blummenfelt y Richard Murray. Para nosotros sus DNFs, Hamburgo y Estocolmo, no cuentan. Igual que su carrera de Edmonton, en la que fue capaz de correr a 3’03» con el estómago del revés. Llamadnos chauvinistas si queréis.

Su temporada es para enmarcar y ningún otro triatleta, a excepción de Mario Mola y Javier Gómez Noya, puede alardear de ella: tres podios y haber liderado la clasificación, con el honor que conlleva portar el dorsal dorado. Como él mismo comentaba ayer lunes en su cuenta de Instagram, «tres años consecutivos en el TOP5 del Campeonato del Mundo es para estar contento, muy contento«. Y muy orgulloso, añadiríamos nosotros. La segunda parte de la temporada ha estado cargada de una mala suerte que pocos rivales han tenido -quizás Jonathan Brownlee, como mucho-, que le ha lastrado y ha terminado sacando la parte más dura y exigente de este deporte. «Irónicamente me quedo con los malos momentos del año, que son los que me han enseñado límites, especialmente mentales«, reconocía.

Afortunadamente el futuro es de Fernando, que a sus 26 años está aún en fase aún de mejorar en las tres disciplinas y tiene toda la ambición que se necesita: «Me veo campeón del Mundo en el futuro» decía hace unos días en una entrevista para Marca. Nosotros estamos de acuerdo. Es de los mejores triatletas en carrera a pie y, en el triatlón actual, es pieza clave del éxito. Y más si cabe si nuestro deporte continúa en su evolución hacia dar más importancia a la distancia sprint que la olímpica. Tendrá que tener cuidado de rivales como el noruego Kristian Blummenfelt o el australiano Jake Birtwhistle, pero esta temporada ya ha demostrado que es capaz de luchar de tu a tú a absolutamente todos. En la retina siempre nos quedará cómo en Gold Coast fue capaz de dejar atrás a todo un Javi Gómez Noya.

Así que la cabeza bien alta, Fernando. ¡Muy orgullosos de ti!

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon