Otro ejemplo de los que demuestran cómo el deporte puede cambiar vidas. Stephanie Deck es una madre de cuatro hijos que vive en Sidney desde el año 2013 tras haber vivido antes en Londres. Su vida ha estado siempre acompañada de la palabra depresión desde que dio a luz a su cuarto hijo hasta que descubrió lo que el correr podía aportarle en su vida. Entonces, todo cambió. Correr le salvó de muchas cosas, entre otras, de su afición al alcohol y a controlar la depresión que venía padeciendo durante la mayor parte de su vida.

Stephanie Deck se define como una madre de cuatro hijos, corredora y deprimida, pero no así bebedora, perfecta ni satisfecha con lo ordinario. La mayor lección que la vida le ha dado hasta ahora es que es posible cambiar tu vida de una situación de completa impotencia a la mejor vida que uno pueda haber soñado, solo si existe una verdadera determinación. Ella lo ha hecho gracias a que correr cambió su vida, y dice que es posible.

Su mayor logro en a vida ha sido el de poder compatibilizar el criar a cuatro hijos y correr el maratón de Londres.  Stephanie Deck se ha convertido en una corredora de larga distancia y nadie se sorprende más que ella misma de este logro. Llegó a pensar que no tenía endorfinas y que, por eso, odiaba tanto el ejercicio. Sólo podía correr 100 metros hace unos años y en 2014 hizo realidad su sueño de correr el Maratón de Londres. Desde entonces, ya han caído un total de 15 maratones y el próximo será Boston. Para ello no solo ha tenido que superar una depresión, sino dejar el alcohol hace unos cuantos años y decidir controlar ella misma su vida.

El cuidado personal es ahora una de las prioridades ahora para Stephanie. Va al gimnasio cuatro veces a la semana y hace pesas. Corre dos veces por semana. Y no bebe nada. Cuida de su salud para poder estar cerca de sus hijos y se acuesta a las 20:30 todas las noches, eso sí, dice que come demasiada Nutella. Su frase más recurrente es de Viktor Frank: “Aquellos que tienen un por qué para vivir, pueden aguantar casi cualquier cómo”. Stephanie no se cansa de enseñar a la gente todo lo que correr puede hacer para la salud mental de las personas, seguro que todos entendemos perfectamente lo que quiere decir.

Fuente: mamamarmalade