No contaba con rivales de enjundia, así que prácticamente Challenge Taiwan era un entrenamiento de calidad para Jan Frodeno. Tal como hiciera en 2017, el alemán se ha llevado la victoria en Challenge Taiwan, en la distancia half, sin resistencia de ningún tipo.

En un día lluvioso en tierras asiáticas Frodeno ha necesitado 3:45:02 para completar los 113 kilómetros de la prueba. El segundo clasificado, local, ha necesitado 04:57:05. Ya del agua ha salido en solitario, con más de diez minutos de ventaja. A partir de ahí, todo un paseo. «Estoy contento de haber mejorado mi marca del año pasado», decía a través de su cuenta de Instagram.

La siguiente prueba para el alemán será Ironman Frankfurt, aunque imaginamos que, con más de dos meses aún por llegar, incluirá alguna otra prueba de media distancia de por medio.