Ya hemos dicho, por activa y por pasiva, que el swimrun es el futuro. Con el triatlón dando muestras de fatiga, los deportistas buscan nuevas experiencias, y la moda vikinga es una de las que más furor está teniendo. El calendario de pruebas de swimrun no para de crecer cada temporada, y cada una de ellas es un éxito rotundo.

La última, este pasado sábado 2 de junio, cuando Marnaton se trasladó al sur de Cataluña para celebrar la primera edición de la Swimrun eDreams Ebre-Costa Daurada by HEAD, con la colaboración del Ayuntamiento de l’Ametlla de Mar, el Ayuntamiento de Vandellòs y l’Hospitalet de l’Infant, y el resort Pierre&Vacaciones Bonavista de Bonmont.

En la distancia larga, que combinó 16 kilómetros de carrera a pie con 4’5 de natación por la costa catalana el podio de esta nueva prueba, incluida en las HEAD Swimrun Series by Garmin, lo formaron Mario Guillén (2:48:48), José Luis Belvis (3:20:33) y Josep Puig (3:27:33). En distancia corta (8,5km de carrera + 2,5km de natación) los ganadores fueron Adrián Peula (1:50:35), Otto Pérez (2:04:32) y Adil Chhiyar (2:13:51).

Ambos recorridos tenian la llegada en la localidad de l’Hospitalet de l’Infant. La larga salía desde la Playa de l’Alguer de la distancia corta arrancaba en el Puerto de Calafat de l’Ametlla de Mar con 8km de carrera y 2,5km de natación.

El 27 de octubre se celebrará por tercer año consecutivo la Swimrun eDreams Cap de Creus by HEAD, también con dos posibles distancias, ambas con llegada a la localidad de Cadaqués.