Más de dos años dura el calvario por el que está pasando Tamara Gómez. La triatleta ilicitana lleva luchando incansablemente desde principios de 2016, cuando una fractura de vértebra en el mes de febrero tiró por la borda el sueño de estar en los Juegos Olímpicos de Río. Tras un largo proceso de recuperación la triatleta española pudo retomar los entrenamientos y apostaba por “volver a las Series Mundiales“.

Sin embargo, el camino se haría más largo de lo esperado y en 2017 tendría que someterse a dos operaciones, una en cada pierna. “Tengo que despedirme de esta temporada antes de tiempo”, comunicaba en su cuenta de Instagram en el mes de junio del pasado año. “Unas molestias en los gemelos que empezaron a darme la lata hace un par de meses, cuando estaba entrenando en Nueva Zelanda, nos han llevado locos intentando descubrir el problema. La buena noticia es que ya sabemos cuál es el problema, la mala es que necesito cirugía en las dos piernas“.

Támara tuvo que someterse a una doble cirugía para solucionar su síndrome de atrapamiento de la arteria poplítea, algo que no sólo le impedía hacer deporte, sino que ponía en riesgo su salud. “Estoy bien y con fuerza anímicamente, son cosas que surgen en la vida y de las que se sale más fuerte”, comentaba entonces Gómez.

Ver esta publicación en Instagram

Qué tal sienta volver a hacer algo que te dijeron que posiblemente no podrías volver a hacer? Después de dos cirugías para solucionar algo que ponía en peligro mis piernas, mucho trabajo de rehabilitación, una recaída, volver a recuperarme sin explicarnos cómo, y más trabajo, por fin puedo decir que VUELVO A CORRER! Con un trozo menos en cada gemelo pero con muchas ganas de más, ahora vamos a encajar todas las piezas del puzzle, y ojalá salga algo bonito 💪 ‼️ Las fotos puede que no sean muy agradables 😂 // How does it feel when you are able to run again after the doctors said maybe you won't be able to do it? 😄 I have less muscle in my calves but much more motivation than ever. Now it's time to feel like a triathlete again 💪

Una publicación compartida de Tamara Gómez (@tam_gomezg) el

La resiliencia de Tamara Gómez

La campeona de España de triatlón en 2015 tuvo que someterse a una primera operación en su pierna izquierda, recuperar primero al 100% este miembro y pasar de nuevo por quirófano para repetir con la derecha. Un proceso que se iniciaba en septiembre del año pasado con la primea intervención, continuaba cuatro meses después con la segunda y empezaba a ver la luz hace unos días. Eso sí, no sin muchas horas de sacrificio, rehabilitación y trabajo de por medio.

¿Qué tal sienta volver a hacer algo que te dijeron que posiblemente no podrías volver a hacer?“, se preguntaba retóricamente en su última publicación en Instagram. Hace siete días Tamara colgaba una vídeo en la que podíamos verla correr en la pista de la Residencia Joaquín Blume, además de unas fotos que muestran la dureza sus operaciones.

Después de dos cirugías para solucionar algo que ponía en peligro mis piernas, mucho trabajo de rehabilitación, una recaída, volver a recuperarme sin explicarnos cómo, y más trabajo, por fin puedo decir que VUELVO A CORRER“, escribía la triatleta de Elche. A pesar de llevar más de dos años luchando contra las adversidades y aunque, como ella misma apunta, “con un trozo menos en cada gemelo”, Tamara continúa “con muchas ganas de más” y con la intención de “encajar todas las piezas del puzzle para que salga algo bonito”.