El otro día te contábamos cómo mejorar bajando en bici, pero con ello no pretendíamos que te tiraras por los puertos como un kamikaze ni mucho menos. Eso mejor se lo dejamos a los profesionales, que son los que realmente saben cómo bajar. Y si no, que se lo digan a nuestros amigos Marcus Burghardt, Philippe Gilbert, Ben King o Mike Teunissen que volaron literalmente durante la quinta etapa de la Vuelta a Suiza 2017, que se celebra del 10 al 18 de junio.

Gracias a los aparatos que llevamos instalados en nuestras bicis y la viralidad de las redes sociales, conseguimos averiguar datos que antes habrían quedado para el recuerdo único de sus propietarios. Y esto es lo que ha sucedido con la quinta etapa de la Vuelta a Suiza, donde se baja el famoso Simplon Pass, un puerto situado a 2005 metros de altura y con un asfalto de bajada que permite arriesgar de lo lindo a los grandes bajadores, que se llegan a jugar literalmente su vida por el puro placer de bajar, aunque muchas veces no tengan opciones en la general.

El perfil psicológico de un bajador en esto del ciclismo es algo complejo de explicar. Un buen bajador necesita bajar dando el 120 por ciento de lo que tiene, la subida de adrenalina que le produce, compensa el riesgo de caída. Desde luego, si eres una persona completamente racional, olvídate de bajar a 130 kilómetros por hora por cualquier bajada de puerto suizo, por muy bien que tenga cuidadas sus carreteras este país.

Marcus Burghardt: 126 km/h

Strava deja siempre las cosas claras sobre quién ha sido el más rápido en un determinado segmento. Lo que no sé es cómo Strava puede distinguir entre motos o bicis después de ver los impresionantes datos de bajada que se marcaron estos valientes ciclistas durante la bajada del Simplon Pass. Atención a los datos de Marcus Burghardt, compañero de equipo de Peter Sagan en el Bora Hansgrohe: 126 kilómetros por hora de máximo, y aun así comentaba en sus redes sociales que se había quedado a muy poquito de su récord de velocidad personal. ¿Dónde está el límite?

 

 

Ben King: 129,6 km/h

Y si nos parecía mucho, mirad los datos de Ben King, un máximo de 129,6 kilómetros por hora:

 

Mike Teunissen: 130,3 km/h

Y si queríamos ver el 130 en el indicador de velocidad, Mike Teunissen lo registró, sin problema en esta quinta etapa de la Vuelta a Suiza. Aquí tenéis sus datos de Strava, KOMs por todas partes y récord absoluto de velocidad en el descenso del Simplon Pass. Ver para creer:

 

 

 

En fin, poca broma lo que hacen los profesionales de la bici en cada etapa de las grandes Vueltas. Se juegan la vida día a día en un deporte no solo durísimo, sino también muy peligroso. De ahí la pasión que genera este deporte. Nuestro más absoluto respeto y admiración.