Tras la gravísima lesión sufrida en el transcurso del pasado Tour de Francia, el australiano Richie Porte tiene ganas de volver a ser uno de los grandes favoritos para hacerse con la ronda gala en este 2018. Completamente recuperado de la rotura de clavícula, el jefe de filas de BMC Racing Team ha sido uno de los pocos ciclistas del equipo que no se ha trasladado a Calpe a entrenar. Ha preferido continuar su preparación en los alrededores de Launceston, Australia.

Para este 2018, la bicicleta escogida es posiblemente la de gama más alta de BMC, la Teammachine SLR01 Disc, que cuenta con discos de freno. Viene montada con grupo Shimano Dura-Ace R9100, que incluye transmisión, pedales, manetas de cambio y el nuevo medidor de potencia R9100-P que varios equipos de World Tour lucirán esta temporada y que viene integrado dentro de la biela.

Las ruedas también son de Shimano, mientras que los tubulares serán los Vittoria Corsa de 25mm. El sillín será el Fizik Antares y el manillar de 3T, concretamente el 3T Ernova. Los portabidones son los Elite Cannibal.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon