Desde que tengo recuerdo, siempre he sido una persona que ha querido indagar, investigar y aprender sobre cualquier deporte que práctico. Me encanta la ciencia y creo que el primer paso para aprender es no anclarse a nada y estar abierto a todo tipo de evolución, como ocurre en cada aspecto de la vida y cualquier deporte.

Con esta mentalidad y con ganas de aprender, me presenté en el velódromo de la Pobla de Vallbona, de 500 metros de cuerda. Lo bueno de este velódromo es que es de un asfalto como el que podemos encontrar en cualquier carretera; lo malo es que esta abierto y los resultados pueden verse afectados por un cambio en el viento, pero por suerte salió un día donde no se movía una gota de aire.

El material a utilizar fue una Trek Speed Concept serie 9, montada con grupo Ultegra Di2 en el que llevo instalado un medidor de potencia Power2max (imprescindible para sacar resultados exactos), mono de triatlón con mangas Viator AeroPower, casco Bontrager RSL HR y zapatillas Dmt T1.

Mi objetivo era ver que ruedas podían ser más rápidas para mis próximas competiciones (Half Orihuela, Half Valencia, Ironman Hawaii, todo pruebas predominantemente llanas): un juego de perfil 56 delantera y 86 trasera montadas con la cubierta más vendida del mercado y una de las que mejor fama goza en cuanto a rendimiento, la  en 23mm (25mm reales medido con calibre) con cámaras de butilo, contra sus homónimas en versión tubular montando unos Bontrager R4 25mm (320tpi, carcasa algodón y cámara de latex), tubulares quizás poco conocidos pero al mismo nivel que unos Specialized Sworks o Zipp Tangente por poner algunos similares de reconocido rendimiento.

Otra prueba eran evaluar diferentes configuraciones de ruedas de tubular, todas montadas con el mismo neumático Bontrager y ver que diferencias podían marcar una rueda lenticular trasera sobre una de perfil 86, y diferencias entre bastones, 86 y 56 delantera. Cabe obviar que todas ellas estaban hinchadas a su presión óptima de rendimiento.

ruedas ciclismo ironman fernando santander

Foto: Deckflims @ToniDeck

Protocolo:

Cinco tandas de 10kms, probando diferentes configuraciones de ruedas rodando a potencia constante que me permitiera ir a ritmo cercano a 40kms/h (en mi caso 223w). Muchos estudios independientes sacan resultados aero sobre 30mph (48kms/h) algo que queda lejos para la gran mayoría de triatletas entre los que me incluyo. Los resultados multiplicados x4 nos darían una referencia aproximada del rendimiento por hora de cada set up.

Resultados

Tanda 1: delantera palos tubular, trasera lenticular tubular. 1h00’04» para 40kms a 223w.

Tanda 2: delantera perfil 86mm tubular, trasera lenticular tubular. 1h00’20» para 40kms a 223w.

Tanda 3: delantera perfil 56mm tubular, trasera lenticular tubular. 1h00’36» para 40kms a 223w

Tanda 4: delantera perfil 56mm tubular, trasera perfil 86mm tubular. 1h01’40» para 40kms a 223w

Tanda 5: delantera perfil 56mm cubierta, trasera perfil 86mm cubierta. 1h00’40» para 40kms a 222w.

ruedas ciclismo ironman fernando santander

Foto: Deckflims @ToniDeck

Conclusiones

Según el estudio, la lenticular es 1 minuto y 4 segundos más rápida que la rueda de perfil 86mm en una hora, mientras que las diferencias entre las ruedas delanteras es mucho más pequeña, por lo que la elección de esta irá determinada por el viento que sople el día de la prueba(poco aire – mejor palos / mucho aire – mejor 56). Por otra parte, el juego de cubierta le gana la partida al tubular por 1 minuto de ventaja sobre 40kms.

La hora de la verdad, ¿Qué ruedas elegir?

Pues depende. Aquí solo se ha medido la resistencia a la rodadura, que es lo único que está a nuestro alcance, y hay otras variables que dejamos de lado como son la ligereza y el agarre que caen en favor del tubular. Para competir contrarreloj llana o triatlones sin drafting llanos como pueden ser Ironman Barcelona, sin cambios de ritmo, yo elegiría cubierta. Para pruebas con drafting, con curvas, donde hay fuertes arrancadas o triatlones sin drafting con desniveles a salvar como puede ser Zarautz, elegiría tubular. A la hora de compraros unas ruedas también hay otros factores a tener en cuenta: se habla mucho de lo engorroso que es pegar tubulares, pero poco de lo delicadas que son unas ruedas de carbono cubierta con las pistas de frenado al recalentarlas en el descenso de un puerto.

Yo he sacado muchas conclusiones de este test y espero que también os ayude un poco a vosotros, pero sobre todo he sacado una muy importante y es que la próxima vez que me pregunten que ruedas comprar, ya sea de entrenamiento, o competición, contestaré lo siguiente: la que tu creas que te va a ir mejor, pero compres los que compres, ya sea por tu seguridad, o por rendimiento, monta un buen neumático.