Hace unos meses, cuando Javier Gómez Noya confirmó que debutaría en larga distancia en IM Cairns, nos hicimos una pregunta: ¿sería el gallego capaz de bajar de ocho horas en su primera participación en un Ironman? La opinión general es que sí, estaba capacitado más que de sobra, pero que probablemente no fuera así para evitar infundir miedo en sus rivales, que ya le consideran uno de los máximos favoritos para hacerse con la victoria en el próximo Campeonato del Mundo, a disputar en Hawaii el 13 de Octubre.

Ahora que apenas quedan dos semanas para que llegue la cita, ya podemos empezar a hacer elucubraciones con algo de fundamento. Y eso es lo que ha hecho Thorsten Radde, responsable del portal Trirating. Basándose en el histórico de Javi en media distancia, donde ha competido en doce ocasiones (ganando diez de ellas), el alemán ha estimado unos tiempos de llegada a meta: desde su punto de vista debería acabar la carrera -en condiciones normales- en 8:10:15, aunque la mejor de las predicciones fijaría el tiempo en 8:00:01, a solo dos segundos de entrar a las primeras de cambio en el exclusivo club de los triatletas que han bajado de las ocho horas.

En la edición de 2017 el australiano Josh Amberger se hizo con la victoria en un tiempo de 08:02:17, y hasta otros cuatro triatletas fueron capaces de bajar de 8:10. Teniendo en cuenta que en esta edición los favoritos para el triunfo son Terenzo Bozzone y el propio Javi, en esta edición no le vemos haciendo «simplemente quinto». Por cómo está evolucionando sobre la cabra, y por su histórico, creemos que su tiempo puede estar más cerca de la mejor de las estimaciones que de la objetiva.

Además hay que reconocer que las predicciones de Radde con Gómez Noya suelen pecar de prudentes: en el último Campeonato del Mundo de Ironman 70.3, en el que se hizo con la victoria con rotundidad, la previsión del portal era que Sebastian Kienle se hiciese con la victoria gracias a un mal segmento de bici de Javi. Finalmente no fue así, alcanzando la T2 con menos de un minuto de diferencia con respecto a Ben Kanute y el propio Kienle.

La temporada está siendo espectacular para el discípulo de Carlos Prieto, que cuenta todas sus carreras por victorias: en la última, ya frente a rivales de enjundia -con todo un tercer puesto en Kona como David McNamee a la cabeza- se hizo con el triunfo con solvencia, así que de cara a Cairns las expectativas no podrían ser mejores. Veremos en qué acaba todo.