Alex Yee es, sin duda a sus 20 años, una de las figuras clave en el futuro del triatlón masculino británico. El joven londinense, nacido un 18 de febrero de 1998, es el relevo generacional de los Brownlee. Campeón del mundo de duatlón en Avilés 2016 y de Europa en Soria 2017, una terrible caída en Cagliari el verano pasado pareció frenar su progresión, pero afortunadamente no ha sido así, y este año lo ha demostrado con creces.

Alex Yee

Tras varios meses de recuperación, fue sexto en la Copa de Europa de Gran Canaria y en mayo lograba un increíble tiempo de 27:51.94 en la Copa de Europa de 10K, disputada en Londres. El joven británico, quinto en la clasificación final, fue capaz de codearse con los especialistas de la distancia, corriendo al ritmo de, por ejemplo, todo un Adel Mechaal, que solo entró medio segundo antes que él en meta.

Y para terminar el año, Alex Yee ha querido correr la Dulwich parkrun (Londres), sobre una distancia de 5 kilómetros, y lo ha hecho en 13’57”. El joven británico de 20 años ya había registrado en marzo un tiempo sobre el mismo recorrido de 14’05”, convirtiéndose en el tiempo más rápido registrado desde 2012, cuando el finalista olímpico de 1.500 metros, Andy Baddeley, paraba el crono en 13’48” en Bushy Park.

Para quienes no conozcan esta modalidad, el Parkrun se trata de una carrera de 5km gratuita que empieza a las 9 de la mañana todos los sábados en más de 500 parques de Reino Unido y otros 750 parques de todo el mundo. Es una forma de incentivar al competitivo a competir, y los novatos a empezar. Con el tiempo de Yee, ha conseguido la segunda mejor marca de la historia en un Parkrun desde 2004 y más de 40 millones y medio de parkruns registrados.

“Es bueno terminar el año en Dulwich parkrun con mi familia”, ha dicho Yee en su cuenta de Twitter.

“Esperando con ganas lo que venga el año que viene.”

Alex Yee nos ha impresionado en este 2018 ganando el título británico de 10.000 metros debutando en la distancia en Highgate. Y aunque se haya centrado más en triatlón que en correr, sus marcas hablan por sí solas. El tiempo de Yee estuvo a menos de cinco segundos del récord británico sub-23 de 27:47.0 establecido en 1971 por Dave Bedford y llegaba doce meses después de su magnífico 13:37.60 en 5000m, el tiempo más rápido de un junior británico en 36 años. Desgraciadamente, luego llegaría su terrible accidente en Cagliari. Después de hacerse con el título británico de los 10.000 metros, terminó en el puesto 14 del Campeonato de Europa de Berlín. Su marca de 5.000 metros en la pista de 13:34.12 la consiguió en los Juegos del Anirversario de Londres este año. Sin duda alguna, en 2019 el británico tiene mucho que decir.