Si la gran final de las Series Mundiales pasarán a la historia por el desfallecimiento de Jonathan Brownlee y por la ayuda de Alistair a su hermano, ahora vuelve la polémica sobre dicha prueba. Según informa la web jurídica especializada thelawyer.com a través de un comunicado de prensa, un miembro del equipo masculino de triatlón británico dio positivo por clembuterol en la pasada final del Mundial celebrado en Cozumel el pasado mes de septiembre.

Mario Mola Cozumel

Foto: ITU Media

El análisis que se le hizo al triatleta encontró huellas de clembuterol en su sangre.  El clembuterol es una hormona del crecimiento usada con frecuencia, e ilegalmente, en la cría del ganado en países como México o China.

Si bien esta sustancia es utilizada como agente enmascarador, en este caso no es tan sencillo de determinar puesto que es algo ampliamente conocido en el mundo deportivo el riesgo del consumo de carne en México o China, debido a su presencia en muchos productos. El ciclista español Alberto Contador fue declarado culpable de dopaje y apartado del mundo del deporte durante dos años después de haber dado positivo por clembuterol en 2012.

brownlee cozumel

Desfallecimiento de Jonathan Brownlee durante la final de Cozumel Foto: The Times

Según la ley, “el periodo aplicable de sanción por la supuesta violación es de cuatro años. Los niveles de clembuterol detectados en las muestras A y B de la sangre del triatleta fueron bajos. La defensa que ha llevado a cabo el bufete Outer Temple alegó que el consumo de carne contaminada antes de la competición era la explicación más probable al resultado del test”.

Dado que el triatleta no recibió ninguna advertencia de la Federación Británica de Triatlón, no tendrá que enfrentarse a la sanción de 4 años a pesar de haber dado positivo. Según Trimes, esto supone un paso adelante para la federación británica que ha apoyado al triatleta en todo momento durante el proceso legal, asumiendo la responsabilidad de no haber advertido a su equipo de los riesgos de consumir carne local durante su estancia en México.

La ITU ha acatado la sentencia al considerar la defensa como posible y admisible.

¿Por qué no se ha revelado la identidad del triatleta británico?

Éste es el procedimiento habitual de la ITU. Siempre y cuando el caso no sea apelado, la identidad del atleta acusado siempre se protege. La publicación del nombre es obligatoria solo cuando hay sanción. El objetivo de esta medida es proteger siempre al atleta para que no se vea perjudicado en caso de ser declarado inocente.

Lo que sí ha transcendido en un primer momento es que podría tratarse de un miembro del equipo masculino británico de categoría élite, que si hacemos memoria, estaba formado por cuatro triatletas: los hermanos Brownlee, Adam Bowden y Thomas Bishop. Posteriormente, la web Triathlon Magazine ha retirado la palabra “élite” de la descripción del triatleta debido al cambio recogido en el artículo de Lawyers.com

Este caso es importante porque crea cierta jurisprudencia desde el momento en que pone en tela de juicio la responsabilidad del atleta a la hora de controlar lo que come.

Fuente:  Triathlon Magazine