Un vídeo de Alexander Laloi, triatleta alemán perteneciente al Grupo de Edad 29-29 compitiendo en el pasado Campeonato de Europa ETU disputado en Lisboa se ha hecho viral gracias a su determinación y maravillosa cabezonería.

A ocho kilómetros de terminar el segmento de bicicleta (recordemos que la prueba se disputaba sobre distancia olímpica), Laloi sufrió un pinchazo y dado que no llevaba kit de recambios, decidió continuar hasta la T2 corriendo con su bicicleta al lado.

En el vídeo, el triatleta alemán es visto corriendo descalzo, a muy buen ritmo, tratando de alcanzar la transición. Cuando mucha gente hubiera puesto pie en tierra y pensando que la próxima vez tendría más suerte, Laloi tuvo un pensamiento positivo, de esos que tenemos los triatletas a veces de no rendirnos nunca pese a las hondonadas de historietas que nos ocurren a lo largo de una prueba, y tiró para adelante. Y consiguió completar el segmento en 2h22’54”, para terminar cruzando la meta -último, obviamente- en 3h35′. Y con los huevos muy grandes.

Cuando la persona que graba el vídeo le pregunta que por qué no abandona, el triatleta replica “cuando las cosas no van como esperabas, trata de mantenerte fuerte y piensa por qué estás compitiendo. Después trata de hacerlo lo mejor que puedas”.

“Ocho kilómetros hasta la transición y podré conseguir mis zapatillas”, dice entre risas.