La pérdida de peso en triatletas no es un tema fácil de llevar. En teoría, el objetivo debería ser perder grasa corporal, mantener la masa muscular magra y evitar un impacto negativo en nuestro rendimiento. Pero no siempre conseguimos que sea así. Muchas veces nos centramos en perder peso, olvidándonos del como. Y como con las palizas que nos pegamos conseguimos bajar peso con una facilidad inusitada, terminamos haciéndolo mal.

En lugar de centrarnos por la mañana en qué peso marca la báscula, tendríamos que fijarnos en la composición corporal. Habitualmente, los triatletas más magros tienden a obtener mejores resultados en términos de resistencia,  velocidad y agilidad. Dicho ésto, hay un fino y complicado equilibrio entre la delgadez y la fuerza. Si nos pasamos de la raya y perdemos, por ejemplo, masa muscular, afectará negativamente a nuestro rendimiento.

Relacionado: Cuál es la mejor báscula de bioimpedancia

Aquí van unas cuantas reglas para perder la grasa y mantener la magra.

Regla # 1 – Nada de saltarse comidas. Si en un momento dado se tiene hambre, se come un snack sano y punto pelota.

Regla # 2 – Cuando tengas hambre, valora de uno a cinco esa sensación (donde 1 es no tener hambre y 5 estar muriéndose de hambre). Si estamos en un 1 o en un 2, la sensación viene de aburrimiento, estrés, ansiedad. No de hambre real.

Regla # 3 – Come hasta que estés satisfecho, no lleno. Y tómate todo el tiempo que haga falta para disfrutar la comida. Si puedes, elimina distracciones como la televisión, el ordenador, o -y esta es muy gorda- comer mientras se trabaja.

Regla # 4 – Esfuérzate por tener 4-5 grupos de alimentos en todas las comidas, que haya variedad.

Regla # 5 – Come grasas saludables como nueces, semillas, mantequillas de frutos secos, aceite de oliva, aguacate y pescados grasos como el salmón y el atún.

Regla # 6 – Aumenta la ingesta de vegetales en las comidas y meriendas. Son bajas en calorías y están llenas de nutrientes.

Regla # 7 – Confía tu hidratación a las bebidas bajas en calorías, tales como agua, té sin azúcar, aguas cristalinas y la leche desnatada.

Regla # 8 – Limita el consumo de alcohol.

Regla # 9 – Trata de preparar la mayor parte de tus comidas y meriendas por ti mismo. Cuando salgas a comer fuera, elige opciones de “comida ligera”.

Regla # 10- Evita tentaciones de alimentos y bebidas. Es preferible que no haya nada de este tipo en casa.


¿Te ha gustado este artículo? Recibe más similares en tu correo.