El alemán Patrick Lange rompió el 14 de octubre de 2017 todos los registros al pulverizar el récord del Campeonato del Mundo de Ironman. Cuando todos los pronósticos daban favoritos a Jan Frodeno, Sebastian Kienle y Lionel Sanders, el triatleta de 31 años fue capz de remontar desde plazas intermedias y hacerse con el título gracias a un maratón final de escándalo: 02:39:59.

Sin duda alguna si hay alguien capacitado para hablar de cómo correr mejor el último de los segmentos, al menos en lo que a larga distancia se refiere, es él. Y lo bueno es que sus recomendaciones valen desde los cinco kilómetros de un triatlón sprint hasta los 42 de un larga distancia.

Relajación

En palabras de Lange, en la larga distancia sobre todo, tiene que haber tiempo para hacer un break mental y físico una vez que te bajas de la bicicleta. Así que una vez llegados a la T2 es básico dejar la bicicleta correctamente, ingerir cocacola, cambiarse de ropa y empezar a correr relajado.

Este fue posiblemente uno de los factores de su éxito en el pasado campeonato del mundo de Hawaii, en el que fue de menos a más. Mientras sus rivales más directos lo dieron todo en el segmento de bici y los primeros kilómetros de la maratón, él fue incrementando ritmo hasta el caso de acabar el más fuerte de todos, a solo diez segundos del récord del segmento, 2:39:38 que él mismo estableció en la edición de 2016.

Memoria muscular

Los triatletas de corta distancia deben practicar las transiciones rápidas de la bici a la carrera a pie, y aprender a mantener un ritmo fuerte durante los dos primeros kilómetros del último segmento.

Escuchar a tu cuerpo

En una carrera como un ironman, que para un triatleta popular pueden suponer perfectamente doce horas de esfuerzo, es básico escuchar lo que nuestro cuerpo nos dice. Para Lange es básico hacer un check-in de cabeza a los pies en cuanto nos bajamos de la bici y comenzamos a dar zancadas. Preguntas del tipo “¿cómo me siento” o “¿cómo está siendo mi forma de correr?” son fundamentales.

La idea que subyace detrás de este ejercicio de introspección es ayudar a ajustar el plan de carrera en función de las condiciones en que nos encontramos y, por encima de todo, sin quemarnos.

La natación y la bicicleta son vitales para una buena carrera

El triatlón es un deporte que combina tres disciplinas, y por ello no se puede olvidar que natación y bicicleta influyen en cómo se desarrollará la carrera a pie posterior. Durante los dos primeros segmentos hay que pensar en el futuro y anticiparse a la fatiga con que se terminará corriendo. Es crucial alimentarse correctamente e ingerir suficiente glucógeno para que la barrita de energía permanezca en la zona verde durante toda la competición.

Un último consejo

Para la media y la larga distancia, hay que llevar calcetines.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon