Es increíble ver como el sufrimiento más extremo mientras competimos se convierte en la felicidad más absoluta al cruzar la línea de meta. Aquí os dejamos la crónica de una de las carreras más impresionantes de las que se hacen en España. Además es una buena preparación psicológica para todos aquellos que en 2016 se enfrentarán al Ultra-Tri, otro de los Ultraman que se pueden correr en España y en el que nuestro compañero Diego Rodríguez participará rodeado de parte del equipo de Planeta Triatlón. Leo la crónica y sólo de pensar que cuando estaba buscando a un “loco” para que le acompañase me escribió para contar conmigo, ya se me ponen los pelos de punta!!!

LA CRÓNICA:

Todo comenzó en el verano de 2014. Oí que dos “locos” pretendían hacer un Ultraman, que son 3 días con un total de 454km (1°dia 10km a nado y 120km en bici, 2°dia 240k  en bici y 3° día 84 km corriendo) y que se hacía entre las provincias de Cádiz, Sevilla  y Córdoba.  Me puse a investigar y di con ellos por Facebook, seguí la prueba y pregunté si habría en 2015 me dijeron que sí. No tardé en apuntarme. El formato sería por parejas así que empecé a tantear  a varias personas hasta que encontré a Manuel Sánchez, de El Puerto de Santa María.

Quedamos para conocernos y la primera decisión que tomamos fue hacerlo solidario; él pensó en Autismo Cádiz y yo en el Colegio Virgen del Amparo  de La Línea de la  Concepción  (parálisis  cerebral) ya que tengo una compañera con una hija que sufre esa lesión.

Entrenamos y competimos durante el año para afinar  el estado de forma y a un mes del gran reto Hispano 2015, mi compañero me comenta que va a serle imposible realizarla por motivos  personales. A pesar de la sorpresa y desánimo debido a que no hay tiempo para buscar a otro “loco” que quiera acompañarme, decido (contando con la organización) hacerla solo.

DIA 1: 10km NATACIÓN + 120km BICI

Día 23/10 llegamos al pantano de Zahara de la Sierra ( Cádiz ), junto con mi hermano Borja Otero (que va a ser mi apoyo  durante los 3 días) y los nervios están a flor de piel.  Todavía  es de noche y el amanecer a los pies del pantano  nos deja boquiabiertos con tan inmensa hermosura. Tras ver el mensaje de apoyo que mi mujer y mis hijas me dejan en un SMS, alzo la mirada, se me estremece todo el cuerpo; estoy preparado.

Allí ya está Myriam Pirish, amiga, gran deportista y extraordinaria nadadora, que viene a acompañarme en algunos kilómetros del sector de natación.

Tras conocer a algunos  participantes y saludar a los conocidos me pongo el neopreno previas fotos oficiales y nervios de última hora.

10K NATACIÓN

Ya estamos en el agua, gélida como la mañana. Comenzamos la aventura, diecisiete valientes comenzamos a nadar esos 10km con una sola vuelta al inmenso y  bonito pantano donde las brazadas se hacen más livianas con la inmejorables vistas.

Consciente de que es mi peor sector empiezo calmado, a un ritmo prudente que me permita aguantar y disfrutar a la vez. Cada 2500 metros mi hermano, que va acompañándome en una canoa, me avisa para hacer una parada y poder hidratarnos y comer algo sólido; llegamos a los 5000 metros y Myriam me dice adiós. Me quedo solo y voy el último, pero cómodo y tranquilo sabiendo que saliendo de agua tengo medio Ultraman hecho dado mis últimos agobios en el agua. Ya estamos en los 7500 metros; último avituallamiento antes de salir, voy bien aunque ya el frío empieza hacer estragos, los dedos de las manos empiezan a perder sensibilidad y aunque veo el pantalán al fondo y eso hace que me anime, noto que ya voy bastante cansado.  Me agarro a la escalerilla, la gente me empieza a aplaudir y a dar ánimos pero mi cabeza da vueltas, me siento y  aunque mareado, con la ayuda de mi hermano consigo quitarme el neopreno, empiezo a comer algo previa firma de salida del agua 4h 15m.

Me termino de secar y me preparo para el sector de ciclismo. Sigo aturdido pero los kilómetros cada vez me van sentando mejor.

120Km en BICI

El terreno hasta Coripe es de subida no muy pronunciada y con unas vistas espectaculares, escucho voces por detrás son los Camaleones Mariano y Juan que se habían confundido de carretera y habían hecho 10 km de más, seguimos los 3 hasta Coripe juntos incluso entre rebaños de cabras que ocupan la estrecha carretera de montaña. Al llegar a Coripe, avituallamiento y una gran noticia, puesto que Paco (compañero del Maratón Jerez) me espera en el km 40 y me acompañará hasta Sevilla. Los kilómetros con Paco se me hacen bastante amenos. Volvemos a ver a Borja en una gasolinera ya muy cerca de la tienda Trek en Dos Hermanas, donde está la meta del primer día. Fin de la primera etapa (total 9h 18m) y muy contento. Tras las fotos y firma de control nos despedimos de Paco y damos las gracias y nos vamos para el hotel Anfiteatro Romano. Ducha, cena, llamada a la familia para tranquilizarla y a descansar.

ultraman hispano 2

DIA 2: 240km BICI

Comenzamos el segundo día, salimos desde el mismo hotel donde pasamos la noche, por delante nos  esperan 240km de puro goce y sufrimiento. Nos ponemos todo el grupo en marcha, el ritmo de los compañeros es muy fuerte y la primera hora la pasamos con 32km recorridos, demasiado rápido para mí y en el 35 decido quedarme solo.

Llegando al km 50 veo una desapacible estampa; se ha producido una caída y están todos parados auxiliando a Luis que al parecer se ha roto la clavícula, ver los gestos de dolor nos cortará  el cuerpo y lo recordaremos toda la jornada. Por fortuna no tardan en llevárselo al centro de salud más cercano.

A la altura de Lora del Rio me espera mi hermano y Alejandro, otro compañero del club que ayudará a conquistar este reto. Avituallamiento y a seguir, que aún nos quedan 180 km. Pasamos varios pueblos con tramos de subidas y bajadas, pero al salir de Hornachuelos en dirección a San Calixto, nos encontramos con 20 km de subida con una carretera estrecha pero con buen firme, que hizo las delicias de los participantes. Ya tenemos media etapa hecha, vuelta a Sevilla por el mismo camino; los ánimos están por la nubes y empezamos con ganas pero conscientes de que nos quedaban 120km para llegar al hotel. De nuevo paramos en Lora del Rio, rápido avituallamiento y a seguir pedaleando.

Ya los pequeños repechos se me atragantan y aminoro el ritmo, la luz del día se agota y para más inri, el GPS se queda sin batería. Suerte que mi hermano nos sigue de cerca y nos guía con el coche hasta el hotel.  Segunda etapa finalizada firma en el cuaderno de bitácoras a las 20:07. He tardado 11h 37m pero ya está hecho, tengo los ánimos por la nubes. Doy las gracias a Alex y me subo a la habitación para ducharme y descansar un poco antes de la cena que haremos todos los participantes juntos.

Preparamos material para el tercer día, y a dormir pronto, ya que a pesar del cambio de hora, la organización nos pide salir a las 6 de la mañana dirección El Álamo, una aldea en medio de la Sierra de Aznalcóyar

ultraman hispano maratón

DIA 3: 84km CARRERA A PIE

Comienza la última etapa, estoy feliz por lo que llevo logrado, pero solo me falta un pequeño escalón de 84 km para poder ser Hispano 2015. Hoy también me acompaña Paco Calvo, inconmensurable su ayuda en éste reto. Los kilómetros pasan con bastante desnivel con subidas y bajadas pronunciadas por unos parajes que incitan a correr, sobre el km20 también se nos ha unido Antonio, otro compañero del club.

Al llegar al km 42 está el gran avituallamiento, repostamos y en el km 46 me despido de Paco (muchas gracias) allí se unirán Hermenegildo y Carmen, dos iconos del Maratón Jerez en la larga distancia, que junto con Antonio me acompañarán los últimos km.

La segunda parte son por campos de cultivos, yelmos después de la recogida, con una permanente subida haciéndose feo todo el recorrido. En Gerena de nuevo avituallamiento, voy notando la pesadez en las piernas y los kilómetros se me van haciendo largos.

En las lomas de Camas vemos una inmensa estampa; Sevilla, iluminada por completo nos hace saber que la etapa va llegando a su fin. Los ánimos de los compañeros hacen que siga hacia delante, y aunque ya ando más que corro la cercanía de la meta hace que mis piernas se dejen llevar por sí solas.

Llegamos al parque María Luisa, ya estoy cerca, veo la Plaza de España, los compañeros se adelantan para que yo entre solo, al fondo veo la pancarta de meta y tiro de las fuerzas que me quedan para entrar corriendo y saborear los últimos metros de estos 454km.

Me abrazo a Miguel Ángel y Manuel seguidamente a mi hermano Borja al que se lo dedico, sigo dando abrazos a compañeros y amigos, es una sensación inexplicable, son tantos los sentimientos que se unen que es imposible definirlo. He luchado mucho durante muchos meses, entrenamientos, familia y amigos, pero lo he conseguido, ahora sí puedo decir que soy ULTRAMAN

Quiero dar las gracias a todos los que han contribuido a que pueda alcanzar éste reto, sin vosotros no hubiera sido posible.