Cuando lees este tipo de historias, la verdad es que uno no puede dejar de sorprenderse y hay que pregonarlas a los cuatro vientos. Primero, porque tal y como está el patio hoy día, ya me parece un triunfo que una pareja permanezca unida 57 años. Y lo segundo, porque correr juntos durante una treintena de años sin enfadarse uno con otro por no respetarse mutuamente los tiempos de entreno, me parece que es de nota.

A lo que vamos, para que todos los corredores aquí presentes tomemos nota y tengamos claro que podemos seguir corriendo maratones, al menos, hasta los 80 años. No me digáis que no es una fantástica noticia para empezar el fin de semana.

En 1986, Kay y Joe O’Regan cruzaron juntos de la mano por primera vez la línea de meta del maratón de Londres, era el primero que corrían juntos. Treinta años después, el 6 de junio de 2016, a los 80 años, volvieron a correr juntos los últimos metros del Cork City Marathon, el último que habían quedado en correr otra vez juntos coincidiendo con la celebración de su 57 aniversario de bodas.

Foto: Irish Examiner Cork City Marathon // Darragh Kane

Foto: Irish Examiner Cork City Marathon // Darragh Kane

Y no solo terminaron juntos, sino que además consiguieron el mejor registro en su grupo de edad, nada más y nada menos que 5:25:29. Çon ese pedazo crono y habiendo terminado los 42,195 km la ovación de los espectadores fue mayúscula en la línea de meta, aunque a Joe le sorprendió enormemente despertar tanta admiración entre el público allí presente. ¿Es que acaso no se ha dado cuenta este hombre de la proeza que han hecho? Si Joe no se ha dado cuenta, en Planeta Triatlón nos quitamos el sombrero ante semejante demostración de constancia, fuerza y energía.

results

“No somos ni especiales ni diferentes”

“No somos especiales ni diferentes”, dijo a Runner’s World. “Para nosotros correr es algo normal”. Y hacían estas declaraciones mientras cientos de animadores les aplaudían.

“Teníamos un montón de amigos a lo largo del recorrido, y cuando empecé a notarme muerto, me animaron y me hicieron venirme arriba otra vez”, dijo Joe.

“Tener a tu mujer a tu lado ayuda también”, dijo Joe, “te hace hasta aumentar el ritmo de carrera al darle la mano”. “Parece como si revivieras de repente”, dijo Kay. “Fuimos juntos hasta la meta y fuimos capaces hasta de sprintar”.

La pareja empezó a correr bastante tarde, a los 50, pero rápidamente recuperó el tiempo perdido, Cork City fue el maratón número 113 para Kay y el 29 para Joe. Kay ya sabe lo que es ganar algún que otro maratón. Ganó el campeonato nacional de maratón de Irlanda en su grupo de edad y su registro neto de 5:24:40 en el maratón de Cork City 2016 le sitúa en la mejor marca femenina de UK en el grupo de edad de 80 años.

Sencillamente alucinante el triunfo del amor y del deporte en una pareja. Un verdadero ejemplo a seguir y un sueño para todos. Lo que la carrera ha unido, que no lo separe el triatlón.