A principios de temporada todos tenemos más o menos claro cuál es la prueba objetivo en la que queremos mostrar nuestro mejor rendimiento. Nos ocurre a los populares y les ocurre a los profesionales, que necesitan sacar su mejor versión en un día concreto. A partir de la definición de ese día, es habitual que diseñemos una estrategia y una planificación de entrenamientos, y que vayamos trabajándola.

¿Pero qué ocurre una vez hemos superado la fecha de la carrera? Entre los populares es habitual que quede poso competitivo y terminemos apuntándonos a otro triatlón u otro maratón, habitualmente en el último trimestre, y por desgracia la fatiga acumulada, así como la falta de recuperación terminan haciendo que no rindamos como esperábamos en un principio.

¿Cómo tener varios picos de forma durante la temporada?

La capacidad para mantener de manera consistente buenos resultados durante toda una temporada es todo un reto que exige planificación y compromiso. Según Stephen Gallager, redactor de Training Peaks, “se pueden hasta tener tres picos de forma a lo largo del año“. Si no dispones de entrenador personal que te ayude en el diseño de la temporada, te podrá ayudar la lectura de algunos libros, como pueden ser Planifica tus pedaladas -si estás orientado al ciclismo-, Plan de entrenamiento de triatlón de John Mora si tu foco es el triatlón o Metodo Hanson de entrenamiento para maratón si buscas completar varias carreras de 42K a lo largo del año.

La planificación es básica

Sentarse a principio de temporada -estas fechas- y decidir cuáles son las pruebas es fundamental. Habría tres puntos fundamentales. Por un lado, señalar correctamente las citas en el calendario, teniendo en cuenta que han de pasar aproximadamente doce semanas entre cada prueba. Lo idea será un evento o marzo o principios de abril, otro en julio y un último pico en septiembre u octubre.

Por otro lado, entre seis y ocho semanas antes de la prueba ha de haber una acumulación constante de entrenamiento, evitando las interrupciones, ya sean por carga de trabajo o vacaciones. Posiblemente este sea el punto más complicado de toda la planificación, ya que exige un compromiso de entrenamiento importante.

En estas ocho semanas de acumulación hasta alcanzar el pico, hay que incluir pruebas más pequeñas, que podemos usar como test para calibrar nuestra condición física.

¿Cuáles son los componentes necesarios para una buena forma física?

La capacidad para alcanzar el pico de forma en un momento concreto requiere que se den una serie de factores. Cada deportista tendrá que adaptarse y aprender el proceso, y en muchas ocasiones, por desgracia, esto es ensayo y error hasta dar con la fórmula perfecta. Eso sí, cuatro puntos son básicos:

Consistencia

Si queremos tener éxito, primero hemos de aprender a ser consistente en nuestros volúmenes e intensidad de entrenamiento. De nada sirve entrenar tres semanas y parar dos, o tener una sesión de series por encima del umbral y sustituirlo por un rodaje a baja intensidad “porque no nos apetece hacer más”. Además, hay que contar con el tema de las lesiones, que solo dependen en parte de nosotros.

La fase de construcción

Si ya se cuenta con una buena forma física, se ha de empezar el entrenamiento con un bloque aeróbico de cuatro o cinco semanas y alguna sesión cercana al umbral para impulsar el ritmo y el FTP (el umbral funcional). También es el momento para trabajar la técnica.

La fase de forma

En función de la prueba que hayamos escogidos, pueden ser de tres a cuatro semanas: es crucial valorar las características específicas del evento al que nos vamos a enfrentar: desnivel, duración, número de subidas a lo largo del recorrido… En función de estos datos, habrá que hacer entrenamientos concretos que traten de emular lo máximo posible lo que vamos a encontrarnos. En esta fase, lo más importante es la calidad del entrenamiento.

El tapering

El gran amigo del deportista. Ha de durar de siete a diez días antes de la celebración de la competición. El objetivo es ganar frescura, así que en esta fase hay que asegurarse de que estamos listos para aprovechar todo lo que hemos ganado en las últimas semanas: no caigamos en el error de pensar que una sesión más ayudará, todo lo contrario. Se trata de descansar y recargar baterías.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon