Se echa el telón a la temporada de Copas del Mundo y lo hace de la mejor manera, con los españoles por todo lo alto. El canario Vicente Hernández se ha impuesto en la prueba masculina, mejorando el segundo puesto de 2017, mientras que la extremeña Miriam Casillas se ha hecho con la tercera plaza en chicas.

Vicente ha logrado por fin el resultado que llevaba varios meses buscando. El tinerfeño decidió alargar el final de temporada una vez completadas las Series Mundiales, y tras una serie de resultados -Salinas, Tongyeong y Sarasota- que no le habían dejado del todo satisfecho, se ha hecho con su primer triunfo en una Copa del Mundo. Le han acompañado en el podio el norteamericano Eli Hemming, que ha entrado a casi veinte segundos, y el italiano Delian Stateff -último ganador en Cagliari.

No ha sido una Copa del Mundo sencilla: fuera del podio han quedado triatletas del nivel de Alessandro Fabian, Igor Polyanskiy o Crisanto Grajales.

Al terminar la prueba Chente no se podía mostrar más satisfecho: «Una bonita manera de endulzar esta temporada«, escribía en Instagram. «Gracias a todos por la confianza y el cariño que he recibido«. La dedicatoria era especial: «Esta carrera va para mis patrocinadores, mi familia y especialmente para ella, Tamara Gómez. Me enseña todos los días que hay que pelear con fuerza por lo que se quiere y no puedo admirarla más«.

Pero no han quedado ahí las alegrías para los nuestros. Miriam Casillas ha demostrado que ha vuelto con fuerza y que el año que lleva entrenando con Paulo Sousa está brindando sus réditos. La ganadora de la prueba ha sido la norteamericana Summer Cook, y en segunda posición ha entrado su compatriota Chelsea Burns. Curiosamente las tres comparten entrenador. «Más que feliz de poder compartirlo con mis compañeras de entrenamiento«, escribía poco después de terminar la prueba Miriam en su cuenta de Instagram. «Muy orgulla de todo el Triathlon Squad este año; gracias Paulo por esta oportunidad«.