Vicenzo Nibali ganó La Vuelta a España en 2010. Era su debut en la prueba y fue el primero en colocarse el maillot rojo (desde 1999 hasta el año anterior había sido oro). Durante 2013 fue líder durante 13 días, pero en los últimos días el estadounidense Chris Horner le arrebató la victoria por 37 segundos.

Para el italiano la ronda española ocupa un lugar especial, ya que fue la primera de sus cuatro victorias en una de las grandes. A su victoria en 2010 en España, Nibali suma dos Giros (2013 y 2016) y un Tour en 2014. En su regreso a la Vuelta en 2015 fue descalificado en la segunda etapa por cogerse al coche del director de su equipo, el Astana entonces, tras una caída y recortar 150 metros al pelotón. Fabio Aru se encargó ese año de quitar presión al equipo kazajo ganando la prueba ese año.

En 2017 Nibalí llegó al Bahrain-Mérida, fue tercero en el Giro de Italia en mayo y ahora se centra en la Vuelta. Será la cuarta temporada que el italiano repite participación en ambas pruebas.

“Estoy contento con las respuestas que obtuve acerca de mi estado de forma, estaba regresando de un período de entrenamiento de altura por lo que sabía que no podía ser muy competitivo en Polonia. Teniendo esto en cuenta, este noveno lugar me inclina a decir que he trabajado bien y estaré en plena forma para La Vuelta “, dijo Nibali después del Tour de Polonia, donde fue noveno en la general.

“Siempre me ha gustado la Vuelta, la he ganado y las etapas de España me favorecen, como siempre voy a dar lo mejor de mí y todos verán el 10 de septiembre lo que quiero decir ahora”, señaló el corredor de Bahrain.

Nibali ha terminado dos veces en el podio de la Vuelta y llevado el maillot del líder durante 20 días, pero sólo cuenta con una victoria de etapa en la carrera desde 2010. Con numerosas etapas adecuadas a sus características de escalada, Nibali podría adaptarse muy bien a esta Vuelta, pero todavía tiene que familiarizarse con los detalles más finos del libro de ruta.

“No conozco todos los finales en subida, pero si algunos. Conozco el Alto de l’Angliru particularmente bien, para otras subidas voy a pedir consejo a mi amigo ‘Purito’. En el papel, parece una Vuelta “estándar”: dura y exigente “, dijo.

Con una lista de salida que hace posible una de las mejores Vueltas de los últimos años, Nibali es muy cauteloso con sus rivales. Entre ellos estarán Alberto Contador, el campeón del Tour de Francia Chris Froome, el ganador de la Vuelta 2015 Fabio Aru, el segundo clasificado del Tour de Francia Romain Bardet y hombres como Esteban Chaves, Adam y Simon Yates.

“Son todos grandes pilotos y garantiza un buen espectáculo “, afirmó el italiano. “Algunos vienen del Tour de Francia y otros han hecho el Giro de Italia conmigo, pero todos pueden apuntar al podio o la victoria final. No creo que haya un claro favorito. Además, creo que el recorrido puede generar algunas sorpresas”.

En la lista del Bahrein-Mérida para la Vuelta están Valerio Agnoli, Franco Pellizotti y Giovanni Visconti, que ayudarán al Nibali a buscar el triunfo. También Manuele Boaro, Iván Cortina García, Javier Moreno, Antonio Nibali, Domen Novak y Tsgabu Grmay.

La Vuelta a España de 2017 comienza el 19 de agosto con un contrarreloj por equipos en Nimes y concluirá en Madrid el 10 de septiembre. Ganador del crono con Astana en 2013, Nibali esperará que Bahrein-Mérida pueda replicar el éxito e iniciar el Vuelta con un pie por delante para lograr una quinta victoria de una Gran Vuelta.