A Alexandre Vinokourov, director general del Astana Pro Team, no le falta humor a la hora de entrenar con su equipo. Y si no, mira la que les ha liado disfrazándose de anciano y pasándoles como un misil en plena subida, uno tras otro.

¿A quién no le ha pasado alguna vez que vas subiendo y de repente te pasa un ciclista entrado en kilos con un hierro de hace años y que te pega un buen repaso? Pues eso mismo les ha pasado a los miembros del equipo Astana. Durante un entrenamiento se vieron atacados por un señor mayor muy rápido que les empezó a atacar en plena ascensión. Pocos podían imaginarse que se trataba del exciclista profesional y director general del Astana, Alexandre Vinokourov, disfrazado de ciclista entrado en kilos y con buena panza, bigote y peluca falsos.

Vinokourov completó su disfraz con una chaqueta naranja y unas gafas de sol, y se mantuvo firme en su pedaleo constante mientras iba provocando la reacción de todo el Astana que miraban atónitos preguntándose, «¿de dónde ha salido este tío?», «¡que alguien le pare!».

El equipo Astana Pro Team subió el vídeo a Twitter con el siguiente texto: «El director general del Astana Pro Team Alexandr Vinokurov decidió hacer una broma a los corredores: bajo la apariencia de un anciano se sumó a los ciclistas en el entrenamiento y demostró su clase, pasando a todos en la subida».

Más allá de la broma, no queda duda de la clase y de la energía que sigue teniendo Vinokourov. A sus 44 años, el exciclista profesional kazajo dio un buen repaso a los miembros más jóvenes del equipo, que no dejaban de preguntarse quién sería el misterioso ciclista gordo y con bigote…

Como era de esperar, el equipo intentó estar a la altura en la subida y Vinokourov reveló su verdadera identidad una vez alcanzada la cumbre.

 

 

Sobre Vinokourov

Durante su carrera profesional de 1998 a 2012, Vinokourov ganó cuatro etapas en total en el Tour de Francia y la Vuelta a España, y fue oro en la prueba de ruta de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. También llegó a subir al podio del Tour de Francia, después de quedar tercero en la general en la edición de 2005.

Otras de sus numerosas victorias son las de París-Niza, el Critérium du Dauphiné, Liège-Bastogne-Liège y la Amstel Gold Race. Su carrera sufrió un parón obligado entre 2007 y 2009, después de dar positivo por autotransfusión de sangre en el Tour de Francia 2007. También se vio envuelto en acusaciones de sobornar al ciclista ruso Alexandr Kolobnev para asegurar su victoria en la Liège en 2010, un asunto que aún sigue sin resolver.