26 de junio de 2013: Virginia Berasategui, que recientemente se había hecho con la victoria en el Bilbao Triathlon, daba una rueda de prensa para, entre lágrimas, reconocer que se había dopado y que renunciaba al contra análisis. El resto de la historia ya la conocéis, incluida la reciente entrevista en Salvados.

Foto: Mikel Mujica

Foto: Mikel Mujica

Pues bien, este fin de semana era la vuelta a la competición tras la sanción a la que tuvo que hacer frente. Y lo ha hecho con victoria en el Triatlón de Bermeo, de distancia sprint, con un tiempo de 1h18’32”, con casi cinco minutos de diferencia sobre la segunda clasificada, Estefanía Gómez.

Nosotros hoy no queremos hacer reflexiones. Creemos que ya están todas hechas, y que los debates son completamente baldíos. Aunque Virginia tiene todo el derecho del mundo a volver a competir, se hace raro subir al podio a alguien que reconoció que en su momento se aprovechó de sustancias prohibidas para ganar.

Foto de portada: Euskadiko Triatloi Federazioa