Por tercer año consecutivo el corredor italiano de ultradistancia, Vito Intini, ha vuelto a ser la estrella invitada del Centro de Maratón de Reggio Emilia, en Italia, donde se disputaba este domingo 9 de diciembre la maratón. Tras conseguir dos récords de las 24 horas corriendo sobre una cinta en 2016 y 2017, este año venía a por el récord del mundo, esta vez sobre las 12 horas.

El comienzo de la prueba tuvo lugar el sábado 8 de diciembre a las 7.00 am y terminó doce horas después arrebatándole el récord a Daniele Baranzini, que en 2016 fue capaz de correr 148,120 kilómetros. Vito Intini fue capaz de correr 152,5 kms durante las 12 horas que estuvo sin bajarse de la cinta.

Como él mismo ha compartido en sus redes sociales, la media que sale es, para que pongamos el récord en perspectiva, de 4’44” el kilómetro, teniendo en cuenta que al final de la primera maratón el ritmo promedio era de 4’31”. Según cuentan los espectadores, corrió sin cesar hasta la novena hora, cuando acumulaba ya más de cien kilómetros. Llegado ese momento tuvo una pequeña crisis, cuando la fatiga hizo mella, y caminó durante unos minutos. Sin embargo, después reanudó la carrera hasta el final de las doce horas.

Además del récord sobre las citadas doce horas, logró el récord italiano sobre los cien kilómetros.

No olvidemos que este mismo corredor estableció el récord de las 24 horas corriendo 253,83 kms, superando así su propio récord de 234,20 km.

No hay edad para empezar a hacer deporte o para ser competitivo, así como no hay edad para dejar de hacer deporte o para dejar de ser competitivo. Para muestra, un botón. Vito Intini tiene casi 50 años, y sigue con la misma motivación a la hora de practicar su disciplina deportiva favorita, el ultramaratón. Sigue participando y consiguiendo resultados tan impresionantes como este nuevo récord en cinta de correr.