Pues Vueling lo ha vuelto a hacer: tras perderle las pértigas a Didac Salas hace unas semanas y con ello quitarle las opciones reales que tenía de luchar por una plaza para Río, esta semana se la ha liado, y bien, a nuestra querida Saleta Castro.

La gallega viajó ayer desde Barcelona a Maastrich, donde el fin de semana disputa el Ironman buscando los puntos necesarios para clasificar para Kona. Pues bien, Vueling le ha perdido la bicicleta. A estas horas, la bicicleta está en Marruecos.

Estos son sus tres tweets al respecto:

Primero, a las dos del mediodía, a su llegada a Países Bajos, se encontraba con que su material había desaparecido.

Esta mañana el drama continúa:

Ojala todo se termine solucionando… ¡Ánimo Saleta!