Ha costado un año entero de espera, pero por fin el lago de la Casa de Campo vuelve a tener agua. La última vez que se vació fue en 1982 y con este nuevo vaciado lo que se buscaba era recuperar una de las zonas más emblemáticas de Madrid, renovando todos sus alrededores y evitar también problemas estructurales y de seguridad.

Las principales novedades que ha presentado el Ayuntamiento tras invertir 2,6 millones de euros en el proyecto y después de cuatro meses de retraso sobre la fecha prevista, es un nuevo estanque que ahora cuenta con nuevas prestaciones. En la zona del lago que está situada frente a los famosos quioscos donde suelen aguardar pacientemente los familiares de los triatletas, se han colocado banco corridos y hamacas de madera. Desde ahora, ya podrán seguirnos cómodamente desde estas zonas.

En el lugar que antes ocupaba el antiguo embarcadero, se han instalado bancos de piedra orientados hacia el horizonte, con unas vistas de la catedral de la Almudena. En todo el perímetro del lago, además, se han plantado nuevas especies de árboles que da un renovado aire a todo el entorno, por el que dan ganas de echar a correr.

Lago Casa de Campo, Madrid

Lago Casa de Campo, Madrid

Foto: Ayuntamiento de Madrid

Retrasos en las obras y consecuencias para el triatlón

No olvidemos que los continuos retrasos en las obras han traído consecuencias para el triatlón en Madrid, por no hablar del impacto económico para los restaurantes de la zona, como El Urogallo o La Bicicleta. La fecha prevista para su finalización se pospuso hasta agosto en un primer lugar y, debido a las lluvias, se prolongó después hasta noviembre. La realidad final ha sido la que es, que hasta enero de 2019 el lago no ha estado completado.

Las consecuencias deportivas para el triatlón ya las conocemos todos. La Copa del Mundo ITU prevista para el pasado mes de septiembre, tuvo que ser cancelada por las obras de limpieza y reconstrucción del lago de la Casa de Campo. Además, uno de los días grandes del triatlón popular en la capital española, tuvo que replantearse el formato y pasar de triatlón a duatlón el pasado 20 de octubre en el circuito Santander Triathlon Series.

Pero como todo lo bueno se hace esperar, los madrileños ya tenemos lago. Ahora ya podemos celebrar la Copa del Mundo los próximos 4 y 5 de mayo y volver a ver esas  preciosas imágenes por todo el centro de Madrid.