A punto de colgar el cartel de No hay billetes para las distancias sprint y olímpica de la prueba de Tossa de Mar, tercera de las competiciones que conforman las Catseries, es el momento de ir acercándonos a Sant Pol de Mar y Vilanova i la Geltrú, que tendrán lugar los próximos 20 de septiembre y 11 de octubre, respectivamente, en ambos casos en modalidad sprint.

Si de Tossa de Mar en su momento hablábamos de ser un perfil ideal para ciclistas escaladores (yo sufriré de lo lindo, que me tendréis por allí dando pedaladas), en Sant Pol y en Vilanova volvemos a los recorridos ideales para rodadores, aunque con algún tramo puñetero. El primero, Sant Pol, aprovecha parte del recorrido del Ironman de Barcelona, a lo largo del paso de la NII por el pueblo:

Altimetria TriSeries Sant Pol

Como digo, es un segmento con truco, porque hacer tres veces (que es el número de vueltas del segmento ciclista) el repecho de salida del pueblo, tiene su miga. Ideal para aquellos que vayan a ritmo demuestren si realmente tienen potencia en las piernas, o no.

Vilanova ya sí que es plano completamente. Si estáis buscando un triatlón en el que tratar de hacer MMP en distancia sprint, valorad muy seriamente la posibilidad de acercaros a la capital de la Comarca del Garraf a pelear por ello.

Hay que valorar que las Catseries, que empezaron allá por mayo en Cunit, han ido ganando presencia gracias al boca a boca. Como decía al principio, cuando aún queda más de una semana para su celebración, Tossa de Mar está a punto de colgar el Sold Out en las dos distancias que ofrece, Sprint y Olímpico, y Sant Pol y Vilanova caminano por los mismos derroteros. Es lo que hemos dicho otras tantas veces de las cosas pequeñas: si se hacen con cariño, suelen salir bien.