Sin duda, el domingo pasado no fue el día para Yuki Kawauchi en Chicago. Es más, fue una de las peores marcas junto con las que lleva haciendo en los últimos meses de verano para un atleta que ostenta como mejor marca personal en los 42 kilómetros 2h08’14”.

El corredor japonés de 31 años corría el pasado 26 de agosto en la Maratón Internacional de Nueva Caledonia bajando de las 2 horas y 19 minutos (2:18:18). Siete días después, Kawauchi se volvía a poner un dorsal en la Wakkanai Heiwa Marathon terminando segundo con su peor marca en maratón de toda su carrera deportiva. Nada más y nada menos que 2h24’55”, a 3’26” el kilómetro. Kawauhci aseguraba sentirse avergonzado por todos los fans y por la gente que fue a verle en aquella ocasión.

Maratón de Chicago 2018

Después de ganar el Maratón de Boston y tras anunciar que será profesional desde 2019 y aceptará patrocinadores, la racha para el corredor nipón no está siendo precisamente la que a todos nos gustaría. Yuki Kawauchi fue el único corredor japonés que no pudo seguir al grupo de cabeza el domingo en Chicago y optó por hacer una primera parte más conservadora (1h06’09”) en cabeza del segundo grupo, con la esperanza de una segunda media más rápida. A pesar de que las condiciones climatológicas eran adecuadas para Kawauchi, frío y lluvia que recordaba a Boston, el japonés se vino abajo en la segunda parte de la prueba (1h10’17”), hasta irse a la posición número 19 y un tiempo de 2:16:26.

Las declaraciones del mejor atleta amateur de la historia no se hicieron esperar:  “No podía moverme. Tuve problemas para entrenar con el calor en Saitama este verano. Sabía que algunos de los resultados durante este verano no eran buenos, pero pensé que lo había preparado todo para esta carrera. Estoy avergonzado de haber corrido en un momento como este en Chicago y eso sólo refuerza mis ganas de dejar mi trabajo para poder irme a un lugar más fresco este verano y hacer el tipo de entrenamiento que me permita ser competitivo en una carrera como ésta”.

Estamos seguros que su rendimiento solo puede ir a mejor una vez abandone su trabajo y su entrenamiento actual para poder dedicarse plenamente al atletismo a tiempo completo.