Definitivamente, Yuki Kawauchi está hecho de otra pasta. El corredor japonés de 31 años corría el pasado 26 de agosto en la Maratón Internacional de Nueva Caledonia y lo hacía como suele hacer, ganando con un tiempo de 2h18’18”, era su 80 maratón por debajo de las 2 horas y 19 minutos y su maratón número 35 ganado.

Siete días después de ganar en Nueva Caledonia, Yuki Kawauchi volvía a ponerse un dorsal en la Wakkanai Heiwa Marathon. Con viento de frente y con un recorrido complicado, terminaba segundo por detrás de Keita Shioya, que hacía su debut en maratón. Y lo peor no es que terminara segundo, lo peor para el corredor japonés ha sido su marca, 2h24’55”, el peor tiempo de su carrera deportiva corriendo a 3’26” el kilómetro. Según declaraciones del propio Kawauchi, “me siento avergonzado por todos mis fans y por la gente que vino a verme.”

Kawauchi, una verdadera bestia maratoniana, salió a ritmo de conseguir un nuevo registro de 2h19min, mientras que su adversario, Keita Shioya fue mucho más conservador pasando la media maratón en 1:11:17. A casi tres minutos de distancia cuando estaban en el kilómetro 30, Shioya empezó a recortar metros al japonés de 31 años hasta que éste se empezó a quedar. En el kilómetro 40 le daba alcance a Kawauchi cuando el crono marcaba 2:16:40. En los últimos 2,195 kms Shioya hizo un cambio de ritmo al que Kawauchi no pudo responder.

Sabedor de que tiene una mejor marca de 2:08:14 en la distancia y tiene el récord de 80 maratones por debajo de 2:19, es más fácil entender el motivo de las declaraciones de Kawauchi. Ya ha dicho claramente en varias ocasiones que él corre hasta morir en cada carrera que disputa. Por eso, un 2:24 no está en su cabeza por ahora. Todo ello sin olvidar el número de maratones que corre por año, 12 en 2017. Con ésta es su octava maratón en 2018 y es probable que llegue a unas cuantas más este año. Un total de 85 maratones finalizados en el palmarés del corredor japonés, y todavía se queja…