Yuki Kawauchi, el corredor japonés de 31 años que lleva a rajatabla su premisa de «si muero en esta carrera, no pasa nada», ha vuelto a demostrar que se puede ganar una nueva maratón sin necesidad de morir. Ha sido el pasado domingo 26 de agosto en la Maratón International de Nueva Caledonia, con salida y meta en el Hipódromo Henri Milliard. Kawauchi se impuso con un tiempo de 2h18’18», es decir, su 80 maratón por debajo de las 2 horas y 19 minutos y su maratón número 35 ganado.

Kawauchi volvía a correr una nueva edición de la Maratón Internacional de Nueva Caledonia diez años después de haberla corrido por primera vez. En esta ocasión un total de 121 corredores consiguieron llegar a la meta en una carrera en la que el japonés estuvo corriendo solo desde el principio bajo la lluvia y una fuerte humedad cercana al 80%. El segundo clasificado, el también japonés Junichi Ushiyama llegó diez minutos por detrás en 2h28’19». Completó el podium otro japonés, Ryohei Iwabuchi que hizo un tiempo de 2h29’49».

Yuki Kawauchi tenías sus miras puestas en conseguir el récord de la prueba, pero no pudo ser en esta ocasión. El propio japonés dijo después de terminar la prueba: «Estaba disfrutando del paisaje tanto como de la carrera, así que perdí la noción del tiempo. Tal vez lo consiga el año que viene».

El pasado mes de abril, Yuki Kawauchi se imponía en Boston. Una victoria que marcaba un antes y un después en su vida deportiva. Yuki Kawauchi, el popular japonés que no tenía patrocinadores y compatibilizaba el entrenamiento con su trabajo como funcionario, por aquel entonces, ganaba el maratón de Boston. Con unas condiciones climatológicas muy adversas, el japonés se imponía por más de dos minutos al gran favorito, el keniata Geoffrey Kirui con un tiempo de 2:15:58, el tiempo más lento desde 1975, pero que en 2018 le bastó para hacerse con la victoria.

Kawauchi ha demostrado ser una verdadera bestia maratoniana. Tiene una mejor marca de 2:08:14 en la distancia y tiene el récord con ésta, de maratones 80 por debajo de 2:19. No olvidemos tampoco el número de maratones que corre por año, 12 en 2017, es su séptima maratón en 2018 y es probable que llegue hasta 20 este año. Un total de 84 maratones finalizados en el palmarés del corredor japonés, ahí queda eso.