A la hora de competir en larga distancia se generan una serie de incertidumbres: en el sector de carrera a pie la más habitual es si utilizar calcetines o no. En el caso del segundo de los segmentos, el ciclista, la duda recae en el tipo de zapatillas que utilizar. Se pueden utilizar específicas de ciclismo, o específicas de triatlón.

En la revista ya tratamos el tema, y analizamos los factores que nos pueden llevar a decidir por una u otra: nuestra destreza, la practicidad y la tipología de prueba pueden influir.

De una manera u otra, los distintos fabricantes han ido en las últimas temporadas puliendo sus unidades, añadiendo velcros de cierre rápido, las famosas BOAs, buena ventilación y secado rápido… Así que lo que hoy queremos ver es qué hacen los profesionales de este deporte, que al final y al cabo son referente en material.

Si eres triatleta de larga distancia principalmente, o incluso un habitual del Ironman 70.3, seguramente la elección de zapatilla que hagas para la bici sea una de carretera, no de tri. ¿Me equivoco? Los fabricantes intentando adecuar su oferta a nuestras exigencias, y nosotros haciendo lo que nos da la gana. Pedíamos una tira en el talón para colocar las gomas y salir como cohetes en bici, buena ventilación y secado rápido, cierre de velcro fácil de poner y quitar, etc. Y al final, vamos y nos compramos unas zapatillas de carretera que no tienen ninguna de estas utilidades.

Y esto no es una charla ni mucho menos, si es que al final hacemos todos lo mismo y lo que más cómodo nos resulta. Otro tema es de los profesionales que ganan dinero con este deporte. Pero en nuestro caso quizá la máxima sea, ¿estamos hablando de 70.3 o más distancia? Entonces, sí podemos usar zapatillas de carretera para triatlón. Si hablamos de olímpico o más corto, entonces la opción es una zapatilla de bici específica de triatón.

Patrick Lange

La primera en la frente. Patrick Lange, el actual Campeón del Mundo de Ironman en Hawaii el año pasado, utiliza zapatillas Shimano de ciclismo para competir en triatlón, concretamente la RC9, la famosa zapatilla de carretera de la serie S-PHYRE con un cierre Boa (en lugar de correa).

Shimano SH-RC9 - Zapatillas - azul Talla 43 2018
  • The pinnacle of road competition footwear
  • Super light. Incredibly fast. Close to the action. Power transmission is job one with the new S-PHYRE road competition shoe. It connects your leg, foot, sock and shoe with a unique linkage effect that transfers every last watt while treating your toes to a comfortable fit. Because when you're suffering for glory, the last thing you want is a shoe that's not contributing to the effort.
  • Supple, stretch-resistant and highly-breathable Teijin Avail microfiber synthetic leather, optimised with dimple perforated drainage/vent holes
  • Elimination of the lasting board reduces weight and enables a lower stack height to help stabilise the foot and maximise power output
  • External curved heel cup construction suppresses foot twist and roll, stabilises the heel and holds your foot firmly in place

Lionel Sanders

Lionel Sanders fue uno de los dos únicos triatletas en el TOP10 que utilizaron una zapatilla tri específica: la Garneau TRI X-Lite.

Sebastian Kienle

El alemán también utiliza zapatillas específicas de triatlón, las Scott Tri Carbon. Este modelo se parece bastante al modelo específico de ciclismo de carretera, con la diferencia de la inclusión de un cierre BOA.

David McNamee

El británico es otro de los que opta por zapatillas de ciclismo. Desde enero de 2018 el tercer clasificado en Kona está utilizando las D1 de DMT, distribuidas en España por Sportmed. Esta zapatilla, que por ejemplo utiliza el italiano Elia Viviani, se caracteriza por su ligereza y las ventilaciones en los laterales. Además cuenta también con cierre BOA.

Andy Potts

Andy Potts, séptimo clasificado, tampoco utilizó modelos de Bont específicos de triatlón. El norteamericano utilizó el modelo Bont Zero+, una buenísima opción, pero quizá un poco fuera del alcance de muchos bolsillos (son completamente personalizadas y rondan los 850 euros). Tengamos en cuenta que Bont fabrica zapatillas de carretera con cierre Boa por un precio a partir de 150 euros en adelante.

Cunnama, Bozzone, Nilson, Hoffman

James Cunnama utilizó zapatillas Catlike’s Whisper Road, Terenzo Bozzone las Wire Push de Sidi, Patrick Nilsson las R1B de Fizik, Ben Hoffman las Specialized S Works Road, todas ellas zapatillas de carretera (no de tri) con cierres Boa.

Conclusión

De los 10 mejores triatletas en Kona 2017, 8 utilizaron zapatillas de carretera y 2 zapatillas de triatlón. De estos mismos 10 mejores triatletas, 8 utilizaron el sistema de cierre Boa en sus zapatillas. Y en femenino, tres cuartos de lo mismo.

La triple campeona del mundo, Daniela Ryf, después de utilizar años anteriores sus zapatillas de ciclismo tipo ballet de Biomac, utilizó en 2017 una zapatilla de carretera con cierre Boa. Muy probablemente eran las zapatillas de carretera Shimano S-PHYRE RC9, como puede verse en esta foto (como las de arriba del todo, pero en blanco). No es por nada, pero el Campeonato del Mundo de Ironman en 2017 se ganó con zapatilla de carretera Shimano. No está mal aprender de los mejores.

Corta o larga distancia

¿Eres triatleta de corta distancia? Entonces, es otro mundo. Todos los triatletas ITU utilizan zapatillas de triatlón con ventilaciones y cierres de velcro. Si Patrick Lange se despertara un día en un universo paralelo y se encontrara metido en una carrera de ITU, no utilizaría las RC9 de Shimano, sino el modelo TR9.

Los ciclistas de larga distancia, entendiendo como tales a aquellos que hacen 90 kilómetros o más sin drafting, probablemente se decanten por una zapatilla de carretera, con características y especificaciones propias de carretera, en lugar de usar una de tri específica. También es muy probable que elijan el sistema de cierre Boa porque es fácil y rápido de ajustar, es muy preciso y no requiere requiere desabrochar y volver a ajustar la correa de velcro. No olvidemos señalar que en Kona, los triatletas de Bont utilizaron una zapatilla algo más difícil de ajustar mientras se montan en la bici debido a la solapa superior, pero prima la aerodinámica sobre la facilidad de ajuste.

Para un triatleta de corta distancia, la velocidad lo es todo y debe primar por encima del resto de funcionalidades. Así que, no hay duda, zapatilla de tri.

Fuente: slowtwitch