Foto: Flickr // Wagner Araujo
Trucos y curiosidades / 5 pasos a seguir para definir tu objetivo para la próxima temporada

5 pasos a seguir para definir tu objetivo para la próxima temporada

Para mí la temporada termina con la disputa de la última Copa del Mundo. Y con la doble victoria de Uxio Abuin, ya es un hecho. Ahora toca empezar a pensar en la próxima, en qué nos deparará 2017 a nivel popular. Ahora toca decidir qué pruebas disputamos el año próximo, en qué competiciones nos dejamos los cuartos. Hay muchísimas opciones: unos seremos de corta, otros de media y otros de larga, y el calendario está repleto de opciones. ¿Pero por cuáles nos decantamos?

 

Tus objetivos y tu nivel de compromiso

Lo primero que hay que plantearse es ¿qué consideras éxito para la próxima temporada? ¿Quieres completar tu primer triatlón? ¿Quieres subir al podio en tu grupo de edad? ¿Quieres clasificarte para Kona?

Los objetivos son un magnífico punto de partida, si hay trabajo de fondo. Define qué te gustaría lograr, y a partir de ahí estructura la temporada, teniendo en cuenta cuál es tu grado de compromiso.

¿Eres de los que cumplen a rajatabla los planes de entrenamiento? ¿Puedes lidiar la exigencia de tiempo de una prueba concreta con la familia y el trabajo? ¿Cómo fue la temporada pasada? Analiza tu compromiso y después, actúa en consecuencia: puede que te haga, por ejemplo, muchísima ilusión disputar un Ironman, pero si ves que vas a andar pillado de tiempo, o que el grado de esfuerzo que conlleva... Mejor que plantees una temporada basada en la corta distancia, donde vas a disfrutar exactamente igual.

Época del año

No es lo mismo decidir que quieres hacer el Ironman de Lanzarote, que se disputa en Mayo, que el Ironman de Barcelona, que se disputa a principios de octubre. ¿Cuándo quieres ponerte a dar el do de pecho? ¿A principios de año o en primavera verano? Es una pregunta muy importante, porque en la preparación en una época u otra, van a influir muchos factores. Te lo dice un tío que entrena en Valladolid: ponerse un objetivo de larga distancia en mayo conlleva entrenamientos duros en enero, febrero y marzo, con un frío que te titas.

Foto: Flickr // Sands Beach Active Lanzarote
Foto: Flickr // Sands Beach Active Lanzarote

Lugar de celebración de la prueba

¿Cómo llevas lo de viajar? ¿Es accesible el viaje? ¿Es caro? Os hablo de mi caso: no me preguntéis por qué, pero me hace muchísima ilusión hacer alguna vez el Ironman 70.3 de Dubai. Pero de pensar en todo lo que conlleva el viaje, me da una pereza del doce.

También puedes plantear que la prueba que marques como objetivo, si conlleva viajar fuera, sea el lugar de vacaciones de la familia. ¿Podrías combinar triatlón y ocio?

Nivel de exigencia de la prueba

¿Estás físicamente preparado para asumir la competición a la que querrías apuntarte? En mi caso, siempre he soñado con dos pruebas, el Norseman y la clasificación para Kona (como todo hijo de vecino triatleta, imagino). Pero es obvio que por mucho que entrene, no estoy preparado para ninguna de las dos.

A partir de ahí, hay que ver el recorrido de otras pruebas. ¿Te gustan las pruebas en agua salada o en ríos y lagos? ¿Prefieres mucho desnivel o recorridos planos para intentar hacer marca?

Reputación de la prueba

Me parece vital este último punto. Nos preparamos todo el año, entrenamos como unos benditos para alcanzar el sueño de cruzar la línea de meta y sólo hay una cosa que no depende de nosotros: la organización. ¿Cómo ha funcionado la prueba en años anteriores? ¿Se desviven por el triatleta o le dejan tirado de mala manera? Por desgracia en este 2016 hemos vivido situaciones desagradables, así que antes de lanzarte a comprar un dorsal para 2017, investiga cómo ha sido el desarrollo de la prueba en años previos.

 

Fuente: Training Peaks

ARTÍCULOS RELACIONADOS