Foto: A.S.O. // Pauline Ballet
Actualidad / 5 razones por las que este Tour de Francia está siendo el más emotivo de los últimos veinte años

5 razones por las que este Tour de Francia está siendo el más emotivo de los últimos veinte años

Todo apunta a que este Tour de Francia 2021 tiene un ganador claro, Tadej Pogaçar, pero eso no es óbice para pensar que está sentenciado. Nada más lejos de la realidad, ya que esta edición tiene muchas intrahistorias y mucho por resolverse.

No solo quién acompañará al joven esloveno en el podio, también los portadores de los maillots (con la entrada estelar de Nairo Quintana, por ejemplo, en el de montaña), y nombres que aún tienen mucho que decir en la pelea por los triunfos parciales.

De una manera u otra, a nosotros este Tour de Francia nos está pareciendo el mejor de los últimos años, e incluso de lo mejorcito del milenio. ¿Por qué? Por unos cuantos nombres y estampas que nos parecen imborrables.

La etapa más larga

La quinta etapa, con final en Le Creusot, tenía que ser una etapa de fuga bidón, de las de quince o veinte ciclistas, y poca historia.

Etapa de fuga fue, pero en el momento en el que Matthieu van der Poel y Wout van Aert decidieron entrar en ella, todo cambió completamente, convirtiendo aquella jornada en una de las más épicas y duras que se recuerdan en mucho tiempo.

"Nunca he corrido el Tour, pero he visto muchos por la tele, y nunca había visto una etapa como esta, una etapa brutal" dijo en meta el nieto de Poulidor.

Por el camino quedaron unas cuantas víctimas: Roglic, Geraint Thomas o Nairo Quintana (aunque este había avisado que no veía a por la clasificación general), que dijeron adiós al Tour.

La resurrección de Mark Cavendish

O quizás más que la resurrección, la ilusión con la que un ciclista de 36 años, que lo ha ganado prácticamente todo, se vuelve a sentir ciclista. Sus lágrimas de ayer, cuando logró salvar el fuera de control por unos segundos, es simplemente un ejemplo para los más jóvenes.

Stefan de Bod y Nic Dlamini

La etapa de ayer dejó unas cuantas imágenes emotivas, y para el recuerdo.

Stefan de Bod entraba pasado apenas nueve segundos después del fuera de control. Los jueces eran inflexibles y el de Astana se iba a casa. Su cara de esfuerzo y sufrimiento era terrible.

Era su debut en la ronda gala y se había caído el día antes. Pese a todo, peleó por continuar. Lamentablemente no pudo ser.

El caso de Nicholas Dlamini es aún, si cabe, más emotivo. Se había caído en los primeros kilómetros de la etapa, y comenzó a subir el puerto de Tignes estando ya fuera de control.

Pese a todo, y por honrar la carrera y aguantar unos minutos más en el Tour, decidió ascender. Sin duda alguna la historia más humana del Tour.

Roglic y el reencuentro con su familia

Primoz Rogliç llegaba a este Tour con la responsabilidad de pelear el primer puesto, aquel que se le escapó en la última contrarreloj en la edición de 2020.

Una caída en los primeros días mandó sus ilusiones al traste. Ya en la quinta etapa se demostró que no podía estar al nivel de los primeros espadas, y el sábado lo confirmaba en los primeros puertos de relevancia.

Finalmente decidía no tomar la salida ayer domingo. Pero las imágenes del reencuentro con su esposa y su hijo son maravillosas.

El video completo, por cierto, lo tenéis en youtube. Y con traducción, con lo que podéis disfrutarlo entero.

El bidón de MVdP

Matthieu van der Poel ya no está en el Tour, pero el ciclista holandés, llamado a ser la gran atracción de los próximos años, se lleva una etapa y seis jornadas de maillot.

Su despedida, el sábado, día en que perdió precisamente el amarillo, no pudo ser más bonita, dejando a un niño con una cara de alegría inconmensurable. ESA MIRADA. ESA ILUSIÓN.

ARTÍCULOS RELACIONADOS