Foto: Laurent Salino // Alpe d’huez
Trucos y curiosidades / ¿Cómo afrontar el Triathlon EDF Alpe d’Huez?

¿Cómo afrontar el Triathlon EDF Alpe d’Huez?

Para afrontar con garantias este triatlón y en especial el segmento de ciclismo y carrera a pie es importante una preparación especifica y adecuada al terreno donde vamos a competir.

Es recomendable practicar salidas con varios puertos (pero puertos de verdad, de mas de 10-12km y con una pendiente media superior al 6%). Si no tenéis la suerte de vivir en zona de montaña sacad el máximo provecho a los diferentes “repechos” que tengais por la zona. Es importante que practiqueis toda la experiencia que significa hacer una ruta de cuatro horas: Con una nutrición adecuada, mantenimiento del ritmo, practicar las trazadas en las bajadas, arriesgar, sufrir… Importante hacer unos buenos intervalos adecuados a vuestro ritmo, nivel y expectativas del día de la carrera. Practicad en subida, la cadencia y un buen trabajo de fuerza.

En la carrera a pie hemos de tener en cuenta que correremos tanto por asfalto como tierra y alguna piedra. Es importante estar acostumbrado a las dos superficies y a correr con desnivel. Aprovechad bien las inercias en las bajadas y como saber mantener el momento de ritmo óptimo. Muy importante una buena hidratación. Marcaos pequeños objetivos para que no se hagan tanto duros los 22km a 3 vueltas de 7km a mas de 1.800m de altura.

Cómo se desarrolla la prueba

Nada mas salir del las “gélidas” aguas del lago de Verney (aunque hay que decir que en las ultimas ediciones la temperatura ha sido benévola y se ha podido nadar bien, aunque siempre hay algún triatleta que le tienen que sacar con camilla por hipotermia) tenemos un transición bastante rápida ya que el camino es muy directo y bien protegido con una buena alfombra. Corremos a mil pulsaciones por hora para intentar llegar lo mas rápido possible a nuestra bici. Una vez tengamos todo el material listo empezamos el triatlón de verdad.

El segmento ciclista consta de 120km, tres puertos y mas de 3.000m de desnivel positivo. Nada mas subirnos a la bici, tenemos 150m de rampa de cemento al 10-12%… Un buen calentón, pensareis. Pues la verdad es que si. Es importante ponerse bien las botas justo al saltar encima de la bici o hacerlo después de terminar la rampa. O haces una cosa o la otra, tienes que tener-lo muy claro y estudiado para perder el mínimo tiempo posible. Hacemos un par de kilómetros rodeando el lago hasta la presa. Es un tramo en el que si miramos a la derecha podemos observar como aun hay triatletas nadando…

En el km 4 tenemos dos herraduras de bastante velocidad (que bajan por la propia presa) en las que hay que ir con cuidado por si esta el suelo mojado. Desde ese punto hasta el inicio del primer puerto, l’Alpe du Grand Serre (1.375m) tenemos 30km de falso llano en bajada donde la principal dificultad son los baches reductores de velocidad que hay cuando cruzamos los pueblos. Recordad que es tráfico abierto y es importante circular por la derecha y ser respetuosos con el drafting. Importante encontrar tu ritmo en este tramo de la carrera donde el cuerpo poco a poco va entrando en calor.

El primer puerto del día son 14.94km al 6.7% de media. Es el puerto mas largo del triatlón pero el mas constante. La gran ventaja de esta subida es que transcurre en medio de un bosque y toda la carretera esta protegida y abunda la sombra. Quizás es un poco monótono ya que curva tras curva todo es igual, así que hay que ejercitar la psicología.

Hasta que no llegas al último kilómetro no se sale del bosque y vemos realmente donde estamos (en un valle donde se inician las pista de esquí de la estación de esquí de Grand Serre). Primer avituallamiento del día en su cima y enseguida empieza una corta pero intensa bajada con alguna herradura a la que se llega a bastante velocidad (+75km/h) y que te encuentras un poco de sopetón.

Después de unos kilómetros de bajada empieza un terreno de pequeños sube y baja hasta el siguiente puerto (esta parte es la nueva que se estreno en la edición de 2016). Es una subida de 3-4km al 5-7% que se hace bastante fácil (zona de Valbonnais). Una vez coronado llega la parte mas llana de este triatlón, unos 20 kilómetros por rápidas carreteras en terreno favorable hasta llegar al inicio del Col d’Ornon. Si teneis tiempo mirad a vuestra izquierda y veréis un paisaje espectacular con una imponente montaña, con un precioso bosque y delgadas cascadas de agua que caen por su ladera de piedra.

El Ornon es un puerto muy progresivo en que los primeros klómetros pican ligeramente hacia arriba pero si tienes fuerza puedes mantener el plato grande y una posición aerodinámica. No es hasta falta de 5 kilómetros que se empieza a hacer duro de verdad y la pendiente se mantiene alrededor del 8%. Una vez arriba (1.371m) tenemos otro gran avituallamiento y una larga bajada, técnica, rápida iypeligrosa hasta el valle de Bourg d’Oisans. Un tramo llano de 10 kilómetros y empezaremos la ultima gran subida del día: Alpe d’Huez.

14km, 21 curvas y una pendiente del 8.1% donde la dificultad máxima son los tres primeros klómetros y el calor… Disfrutad de las vistas mientras vais subiendo porque vale la pena, tendréis la sensación de estar escalando literalmente la montaña ya que con cada pedalada subes metros. Los últimos dos klómetros también son un poco exigentes pero toca sacar todo lo que tengas dentro porque... ¡ya llegamos!

Una bonita, bien organizada y practica area de transición en el campo de futbol del pueblo de Alpe d’nuez a 1.800m de altura nos recibirá.

alpe d'huez ciclismo
Foto: Alpe d'Huez Triathlon

Las primeras zancadas después de la bici siempre son dolorosas y en este triatlón aun más. Ya llevamos mas de cinco horas de carrera y aun queda un buen rato. Importante que cada uno salga a correr por sus propias sensaciones. Sin obsesionarse con el ritmo que le marca su gas (eso aquí no sirve de nada).

El cuerpo marcara el ritmo y la mente lo debe de gestionar a la perfección. Cada esfuerzo, zancada y movimiento tiene que ser eficiente. Recomiendo tomarse la primera vuelta con calma, ver la vuelta entera si es vuestra primera vez y a partir de ahi (si teneis fuerzas, que escribirlo es muy fácil pero con seis horas de carrera en el cuerpo es otra cosa) apretad todo lo que podais y sobretodo disfrutad al máximo.

No todos los días se tiene la suerte de correr por un sitio como Alpe d’Huez. Seguro que mas de una vez maldeciréis su nombre o sus subidas, pero creedme, cuando se cruza la meta veréis que todo el esfuerzo hecho para llegar hasta aquí, ha valido la pena.

ARTÍCULOS RELACIONADOS