Actualidad / Triatlón / Un año después de romperse el cuello en Kona, Tim Don termina el Campeonato del Mundo

Un año después de romperse el cuello en Kona, Tim Don termina el Campeonato del Mundo

Esta madrugada terminaba para Tim Don la pesadilla que empezara por estas mismas fechas en Kona hace justo un año. El triatleta británico, favorito para estar en el podio del Campeonato del Mundo 2017 salió a rodar con su bici por una carretera cercana al aeropuerto de Kona cuando fue atropellado por un coche. El resultado del accidente fue la fractura de la vértebra C2, es decir, rotura de cuello. Seis meses después nos sorprendió a propios y extraños corriendo el maratón de Boston por debajo del objetivo que se había planteado del sub 2h50 (corrió en 2h49'23"). Toda una hazaña teniendo en cuenta las condiciones en las vivió durante los meses previos, con un halo en la cabeza, con tornillos de titanio incrustados en su cráneo, y teniendo incluso que dormir sobre una silla.

A principios de temporada Tim Dom dijo que volvería a Kona y lo haría para luchar por el podio y así lo hizo. En mayo, el de Zone3 lograba su primer triunfo del año, Ironman 70.3 Costa Rica. En julio intentó clasificarse para Kona en Ironman Hamburgo, pero no pudo ser.  Cancelado el segmento de natación debido a las algas, Tim Don terminaba noveno en una prueba que se convirtió en un duatlón de 6 kilómetros de carrera a pie, 180 kilómetros de segmento de bici y 42 kilómetros finales de carrera a pie.

Tampoco pudo ser en Ironman Copenhague disputado el pasado mes de agosto. Los problemas estomacales hacían abandonar al británico en el kilómetro 25 de la carrera a pie cuando era cuarto en la prueba. Pero la justicia poética actuó de su lado y Tim Don obtenía el primer puesto "roll down" que le daba pasaporte directo a Kona. La felicidad del triatleta de Zone 3 al reecontrarse con la meta de Kona lo decía todo "una imagen que lo dice todo, muy contento de terminar el Campeonato del Mundo Ironman de Kona".

Tim Don terminaba lejos de sus posibilidades en el puesto número 36 y muy lejos de los puestos de podio. Nadó en 50:34, saliendo en el puesto 17 del agua, hizo un segmento bici en 4:19:11 que incluso le permitió adelantar un puesto en la clasificación, pero no tuvo el día para la carrera a pie y se fue hasta un 3:29:55 quedando en el puesto 36 de profesionales.

 

Matt Russell, sexto en Kona 2018 tras ser atropellado en 2017

Una situación similar vivió el norteamericano Matt Russell, que fue atropellado mientras competía en el kilómetro 135 del segmento ciclista del Campeonato del Mundo de Ironman el pasado 2017. Una furgoneta no respetó el paso de los ciclistas en un cruce y Matt, que no tuvo tiempo de reaccionar, impactó fuertemente contra ella. Como consecuencia del golpe, Matt sufrió varias fracturas y un corte en el cuello de más de 17 centímetros que pusieron en peligro su vida. El norteamericano recibía el pasado mes de agosto por parte del director ejecutivo de Ironman la primera wild card de la historia para profesionales no clasificados para el Campeonato del Mundo.

Emoción a flor de piel es lo que se vio a la llegada a meta de Russell. Un sexto puesto que sabe a gloria (8:04:45) tras un año muy complicado y que demuestran, tanto en el caso de Tim Don como el de Matt Russell, que nunca hay que tirar la toalla.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS