Actualidad / Ciclismo / Aparecen nuevas trampas para ciclistas, esta vez en Pontevedra

Aparecen nuevas trampas para ciclistas, esta vez en Pontevedra

Desgraciadamente no es un caso aislado. Pocas provincias españolas se libran de este tipo de desalmados que se dedican a poner trampas ciclistas y motos. A raíz de una alerta ciudadana, la patrulla del Seprona de O Porriño se está encargando de investigar la aparición en Gondomar (Pontevedra) de tres trampas muy peligrosas con clavos. Las trampas están construidas con unas planchas metálicas con unos buenos clavos y dos enormes vástagos en la parte inferior que se encargan de anclarlas bien al suelo para que no se muevan y sirvan como arma letal para los ciclistas que transitan la zona. El autor de semejante idea también se ha ocupado de camuflar con maleza estos artilugios sobre el sendero para que pasen desapercibidos.

Investigación para identificar al autor

Lógicamente, no todo termina en retirar las trampas, sino en investigar quién ha sido el ser que ha maquinado estas trampas. Todo hace pensar que fueron colocadas con una clara intencionalidad para provocar accidentes, y accidentes muy graves, como han indicado los agentes del Seprona. ¿Cuándo se darán cuenta estos seres irracionales que no se le puede poner puertas al campo? Y si quieren cercar sus propiedades, adelante, que lo hagan, pero no utilizando trampas mortales para personas.

Parece ser que no es un caso aislado en la zona. Ya se habían denunciado en casos anteriores la existencia de otras trampas también en la zona forestal de Baiona, Vigo y Gondomar, en zona con muchísima afluencia de deportistas y senderistas, sobre todo los fines de semana. Gondomar, además ya sufrió estos mismos episodios hace solo tres años, cuando aparecieron estacas clavadas en algunos de sus montes y que fueron denunciados por ciclistas de la zona.

Después de leer cosas como éstas, solo nos queda esperar que identifiquen al autor y que el Código Penal se aplique con la misma frialdad con la que esta gente se dedica a fabricar y colocar trampas para personas.

 

Galicia, una de las zonas más afectadas

Aunque muchas zonas de España sufren a diario la presencia de seres irracionales capaces de poner este tipo de trampas, Galicia es una de las zonas más afectada por prácticas de este tipo. En 2014 un ciclista de 38 años quedaba inválido al chocar con una piedra colocada en mitad de un camino, tras una rampa de salto de una bajada típica de la zona.

Madrid tampoco se libra de este tipo de sucesos. En la Casa de Campo de Madrid, el pasado mes de febrero de 2017 también se localizaron trampa en forma de cinta con clavos y trozos de madera colocada en medio de una senda por la que circulan muchos ciclistas entre el Puente de Dante y el Metro de Lago, una zona muy popular que va en paralelo a las vías del Metro. El Parque Nacional de Guadarrama también ha vivido esta situación en los últimos años, así como muchas otras zonas.

trampas ciclistas
Foto: Policía Municipal de Madrid

Fuente: lavozdegalicia

ARTÍCULOS RELACIONADOS