Actualidad / Natación / Caeleb Dressel llamado a ser el nuevo Michael Phelps de la natación

Caeleb Dressel llamado a ser el nuevo Michael Phelps de la natación

Un día después de terminar con un récord mundial de 10 años de antigüedad en los 100 metros mariposa, Caeleb Dressel ha vuelto a demostrar por qué era claro valedor de la medalla de oro nadando con el segundo tiempo más rápido de la historia. Dressel se adjudicó la final con un tiempo de 49.66, muy cerca de sus 49.50 de las semifinales. Después de convertirse en el primer nadador de la historia con varias marcas por debajo de los 50 ayer, también es el primero en hacerlo tres veces.

Este sábado se ha colgado tres medallas de oro en dos horas de competición en el Mundial de Gwangju: en 50 libre, 100 mariposa y relevo 4x100 mixto. Muchos quieren ver en el Caeleb Dressel el nuevo Michael Phelps de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Caeleb Dressel dijo hace tiempo que no le importa las comparaciones hechas entre él y Phelps, pero que quiere seguir honrando a Dios a través de los deportes.

Pero como todas las estrellas deportivas, tiene sus propias obsesiones y particularidades. Alejado completamente del mundo de las cámaras y fuera del foco mediático, busca su propio espacio cuando no está en la piscina.

Caeleb Dressel
Foto: Rafael Domeyko

Religión y natación

A punto de cumplir los 23 años el próximo 16 de agosto ya sabe lo que es estar quemado por la exigencia de la competición. Con 17 años, Dressel decidió parar y darse un tiempo porque según decía, le perseguían "demonios mentales". Durante medio año no pisó una piscina y recibió ayuda psicológica para poder enfrentarse de nuevo a la natación. Caeleb Dressel hizo su debut olímpico en Río 2016, ganando una medalla de oro como parte del equipo de relanzamiento del equipo masculino de 4 x 100 metros de Estados Unidos, al lado de Michael Phelps. No sería hasta 2017 cuando su nombre saltara a todos los titulares. Tiene un nado subacuático brutal, una potencia inmensa con su 1,91 de altura y su velocidad en pruebas cortas de mariposa y estilo libre le hacen tener pocos competidores en la actualidad.

Un nadador introvertido que poco deja saber sobre su vida privada, más allá del ritual que lleva a cabo antes de cada prueba. Devoto protestante como puede verse por las referencias bíblicas que adornan sus fuertes brazos llenos de tatuajes, reza en la piscina junto con un pañuelo que lleva siempre consigo y que le regaló una profesora del instituto a quien nunca ha olvidado y que murió el pasado noviembre de 2017.

Dressel generalmente lleva alguna referencia de pasaje bíblico en su cara. La referencia cambia en cada competición, pero la favorita para él es la de Isaías 40:31: “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”. Este verso fue la inspiración para que Dressel tatuara un gran águila en su hombro izquierdo. “Es la razón por la cual estoy en el deporte, no sólo por marcar los tiempos más rápidos, sino por inspirar a la gente y mostrarles dónde encuentro mi felicidad con lo que Dios me ha dado”, dijo Dressel en una entrevista hace unos años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS