Foto: SRAM
Materiales / Ciclismo / Cambio electrónico: ¿realmente hace falta o es malgastar el dinero?

Cambio electrónico: ¿realmente hace falta o es malgastar el dinero?

A menudo nos asaltan las dudas de si el cambio electrónico es necesario o, por el contrario, podemos prescindir de él sin ser esto un hecho determinante en nuestro entrenamiento o competición. Hoy vamos a resolver si realmente hace falta el cambio electrónico o es malgastar el dinero.

¿Cuándo comenzó a utilizarse el cambio electrónico?

La primera vez que se utilizó este tipo de cambio fue a finales de los años 90. En un principio este recurso estaba pensado para bicicletas de alta gama. La empresa encargada de introducirlo en el mercado fue Mavic.

A pesar del perfeccionamiento del cambio electrónico, este quedó relegado debido a la falta de fiabilidad de su uso. Su desarrollo apresurado provocó varios problemas entre los cuales los más importantes estaban relacionados con la humedad.

Fue a partir de 2009 cuando el cambio electrónico tomó importancia y todo gracias a la empresa japonesa Shimano. Esta compañía se esforzó en introducir una nueva versión más cuidada y estudiada con una mayor prestación.

El cambio electrónico que presentó Shimano fue conocido como Dura-Ace e incluía una batería de mayor rendimiento, con mandos pulsadores correctamente sincronizados con los desviadores.

Hoy en día, se ha mejorado su estructura y estética y cuenta con mandos a distancia inalámbricos.

¿Cómo funciona un cambio electrónico?

El cambio electrónico de las marchas de la bicicleta es un tipo de sistema en el que la cadena siempre se mueve con la máxima precisión posible. Para que se produzcan los cambios de marcha solo es necesario pulsar un botón, de hecho, si se encuentra en modo automático, ni siquiera hace falta.

Mantener el cambio electrónico en modo automático significa que este es capaz de detectar los desniveles del terreno y ajustar los platos a la conducción más cómoda y ventajosa para el ciclista.

Y es que este sistema se puso a prueba en una variedad de terreno que incluía áreas planas y zonas montañosas, desde vías con obstáculos a ciudades con más gente y lugares con continuos stop-and-go. De esta manera se asegura un rendimiento perfecto con una cadencia rápida y de alta potencia.

En modo de cambio automático, se reduce temporalmente la tensión de la cadena durante el pedaleo, lo que permite que el sistema cambie automáticamente a la marcha correcta.

Esto es especialmente útil cuando un ciclista que no está acostumbrado a los cambios de marcha o que tiene que parar de repente.

El resultado es una experiencia de conducción más suave, donde uno puede concentrarse en lo que está por delante, en lugar de preocuparse por el funcionamiento de la bici.

Principales fabricantes de cambio electrónico

Shimano

Ya hemos nombrado con anterioridad a Shimano, y es que es el fabricante que relanzó en 2009 los cambios electrónicos al incorporar mejores prestaciones.

La compañía pionera posee versiones específicas para los grupos de alta gama o gama media-alta tanto de carretera y ciclocross (Dura-Ace y Ultegra), como de MTB (XTB y Deore XT).

En cuanto a los cambios electrónicos de carretera, la versión tecnológica Dura Ace y Ultegra muestran una combinación de fiabilidad, rendimiento y durabilidad.

Respecto a los cambios electrónicos de MTB, los grupos están integrados por cambio trasero, manetas o pulsadores y desviador. Las características de estos cambios son: finura, ligereza y fiabilidad.

Shimano - Cambio Deore XT M8000 para bicicleta de montaña - Set con 11 velocidades
  • Shimano FC-M8000 28-38T + biela - Tamaño: 170 mm.
  • Cambio Shimano SL-M8000 sin indicador.
  • Shimano SM-BB70 con movimiento central (medida inglesa).

Shimano también pone a disposición de los triatletas los pulsadores electrónicos que se pueden instalar en el manillar de la cabra.

SRAM

Esta marca llegó al mercado en 2015, seis años más tarde que Shimano. Con ella nació el primer grupo de transmisión Wireless de la historia, un equipo de tecnología que garantiza cambios precisos, pero al mismo tiempo facilidad de instalación y uso.

La empresa norteamericana introdujo en 2019 su nueva generación de cambio electrónico inalámbrico, que ofrece mayor precisión y rapidez en el cambio e integración y conectividad con todos los componentes de la bicicleta.

Las ventajas que ofrece para bicicletas de carretera es su instalación sencilla, su uso intuitivo, la ausencia de cables y la posibilidad de montar varias opciones de desarrollo con monoplato o doble plato.

Campagnolo

La empresa vicentina con más de ocho años de historia después de trabajar en los primeros ejemplares de cambio de varilla y las primeras ruedas premontadas, enfocó su atención, también, en los grupos electrónicos de la bicicleta, incluidos los cambios.

Después de desarrollar cambios mecánicos con una transmisión de once velocidades, Campagnolo se dedicó a innovar con los cambios eléctricos. Hoy, ofrece grupos como Super Record EPS 12 Speed y el Super Record EPS 12 Speed Disc Brake.

Estos componentes electrónicos ofrecen un movimiento veloz, preciso y sin esfuerzo para el ciclista, de la misma manera que garantizan la máxima integración en los manillares y cuadros predispuestos para la aplicación.

Ventajas del cambio electrónico

El cambio electrónico ofrece una serie de ventajas tales como:

-Mayor precisión, fiabilidad y facilidad

Los cambios de marcha electrónicos tienen una gran precisión a la hora de cambiar. Además, destacan por su fiabilidad y facilidad, ya que con un solo clic se puede cambiar tanto de piñones como de plato, modificación que con el cambio analógico solo se realiza con un exceso de movimiento.

De la misma manera, el cambio trasero como el desviador son accionados por pequeños motores. Eso hace que el cambio funcione en casi cualquier circunstancia: sin importar si llueve o hay barro, lo que es interesante para las bicicletas de montaña y gravel.

Igualmente, no necesitan ajustes para su colocación, ya que con un primer posicionamiento en la bicicleta es suficiente. No existen cables que produzcan holguras, haciendo que el cambio sea más difícil de desajustar.   

-Cambios inteligentes

Algunas tecnologías de cambio electrónico te permiten tener una adaptación relativamente automática al tipo de superficie y desnivel del terreno.

-Varios pulsadores de cambio a la vez

Otra ventaja es que los cambios electrónicos pueden disponer de pulsadores en manetas, manillar y acoples de contrarreloj y que estos funcionen a la vez. Esto supone una gran utilidad para las bicicletas de contrarreloj y de triatlón.

-Mayor conectividad

Este tipo de cambios permite combinar distintos componentes de grupos siempre y cuando sean de la misma marca. Grupos electrónicos de las compañías SRAM y Shimano ya integran o tienen disponibles opciones con potenciómetro.

Por otro lado, también puedes conectarlo con un ciclo computador y ver en la pantalla el desarrollo del pedaleo en cada momento.

-Un diseño más limpio

La inexistencia de los cables da una estética más limpia a la bicicleta y no recarga el conjunto.

sram cambio electronico
Foto: SRAM

Inconvenientes del cambio electrónico

Pero no todo son ventajas, también tiene sus inconvenientes, ¿cuáles?

Precio

El precio es uno de sus mayores inconvenientes, y es que su coste es bastante elevado. Un grupo electrónico es más caro que un grupo mecánico, y aunque la inversión puede verse compensada es un impedimento para algunos ciclistas con un presupuesto más ajustado.

Riesgo de quedarte sin batería

Otra desventaja es la posibilidad de agotar la batería. Es cierto que los cambios electrónicos tienen una autonomía de dos mil kilómetros, pero para los deportistas más despistados puede continuar siendo un problema, ya que no recargarla cuando es debido implicaría regresar a casa sin poder cambiar de plato o de piñones.

¿Tengo que comprar el cambio electrónico?

Desde nuestro punto de vista, la compra de cambios electrónicos depende de tres factores:

1. Presupuesto

Hay que tener en cuenta que los cambios electrónicos son más caros que un grupo mecánico, por eso, es un producto para considerar.

Si eres un ciclista que dispone del presupuesto suficiente para permitírselo, tu decisión, entonces, ha de basarse en las ventajas e inconvenientes que tienen los cambios electrónicos. Dependiendo de tus prioridades elegirás su compra o no.

Pero si eres un deportista cuyo presupuesto es más ajustado, quizá deberías balancear todos los factores y determinar si te merece la pena invertir tu dinero en cambios electrónicos o en cualquier otro componente para la bicicleta. Tomes la decisión que tomes será la adecuada para ti.

2. Uso de la bicicleta

El tiempo de uso de la bicicleta también es un factor para tener en cuenta a la hora de decidirte. Si consideras que tus entrenamientos son lo suficientemente largos e intensos para necesitar una ayuda automática, sí, cómpratelos.

Y ya no solo el tiempo de uso, sino también el terreno recorrido. Los cambios electrónicos, como ya hemos dicho, son capacesde detectar los desniveles del terreno y ajustar los platos a la conducción más cómoda y ventajosa para el ciclista.

Por lo que, si circulas por una extensión con variables en el terreno, los cambios electrónicos te facilitarán la adaptación de los platos y piñones sin mayor esfuerzo ni distracción.

3. Nuestro nivel de exigencia

El tercer y último factor que señalamos como determinante de la compra o no de los cambios electrónicos es nuestro propio nivel de exigencia en los entrenamientos o competiciones.

Desde Planeta Triatlón te aconsejamos que, si eres un principiante o no dedicas demasiado tiempo a este deporte, quizá no es necesario que hagas este gasto en un producto cuyas funcionalidades igual no aprovechas al 100%.  

Como hemos dicho, si dispones del dinero suficiente y no te es un inconveniente, cómpratelo, pero si tienes dudas respecto a esta inversión, lo mejor es que esperes y hagas balanza.

No obstante, si eres un deportista con mayor nivel de exigencia y con la seguridad de que tus entrenamientos se verán mejorados con este componente, no lo dudes y añádelo a la cesta, será una buena inversión.

kienle zapatillas scott
Foto: Youtube // Talbot Cox

Dónde ubicar el cambio electrónico

Existen varias opciones para situar el cambio electrónico en la bicicleta. En circunstancias normales un Ultegra cambia de forma y puede colocarse en la palanca situada junto a los frenos.

Sin embargo, otra ventaja, -no nombrada anteriormente, ya que no caracteriza a todos los modelos-, es que el cambio electrónico permite situar pequeños mandos satélites en otros lugares del manillar para facilitar ligeramente el cambio.

Por ejemplo, Shimano ofrece un Climbing Shifter que se puede fijar en la parte superior del manillar, al igual que el Sprinter Shifter que se puede ajustar a los cuernos.

Por su parte, SRAM cuenta con desplazadores satelitales llamados Blips que puedes colocar en cualquier parte del manillar con el cambio eTap.

En el caso de las cabras, también nos facilita la posibilidad de poder cambiar en posición normal, pues con el cambio electrónica lo puedes hacer desde la barra base, junto a los frenos.

Estas son las cuestiones más relevantes en torno a los cambios electrónicos, así que esperemos que te hayan sido de ayuda. En definitiva, con o sin cambios electrónicos, lo importante es darlo todo en la bici.

ARTÍCULOS RELACIONADOS