Foto: Michael Rauschendorfer
Actualidad / Triatlón / Challenge Davos: mañana vuelve la competición internacional

Challenge Davos: mañana vuelve la competición internacional

En la última semana hemos tenido dos pruebas de primer nivel: el Campeonato de España de triatlón sprint, que reunió a los mejores de nuestro país de corta distancia, y el Grand Prix francés, donde pudimos ver a Mario Mola, Javi Gómez Noya o Kristian Blummenfelt, entre otros.

Mañana es, por fin, el turno de la media distancia. Aunque parezca increíble, tras tantos meses, vamos a volver a tener un half en el que poder disfrutar de las principales figuras de nuestro deporte.

Será en tierras suizas, donde se celebrará una nueva edición de Challenge Davos.

Cartel de favoritos de primer nivel

El belga Pieter Heemerick, vigente campeón, hablaba hace unos días de los nombres que iba a encontrarse en la línea de salida: "Con la gente que va a correr, se puede hablar prácticamente de Campeonato del Mundo".

No le falta razón, ya que la pequeña ciudad a pies de los Alpes recibirá a gran parte de las estrellas internacionales de media distancia: Sebastian Kienle, Andreas Dreitz en chicos -además del propio Pieter- o Laura Phillipp e Immogen Simmonds en chicas parten con la vitola de grandes favoritos.

En el plano de las ausencias, David McNamee. Pese a que el británico había confirmado su presencia, la cuarentena impuesta por las autoridades suizas a los residentes en España ha impedido que viaje hasta Davos.

"Lamentablemente no me dejan viajar a Suiza", escribía en su cuenta de twitter hace unos días. "Una pena porque vaya pinta tiene la carrera..."

equipo albert moreno pewag
Foto: Albert Moreno

Albert Moreno, la única esperanza española

En la misma situación que McNamee se encontraba Albert Moreno, segundo en la edición de 2019. Sin embargo el de Igualada, muy activo en redes, ha luchado por todas las vías para conseguir estar en la línea de salida mañana.

Consciente de la dificultad de saltarse el protocolo impuesto por el gobierno suizo, llegó a pedir -sin éxito- la colaboración de la embajada española, solicitando un permiso especial para poder acudir a la carrera.

Una vez se cerraba la vía administrativa, decidió trasladarse a tierras francesas. "Las dos últimas semanas las he pasado en Font Romeu y entonces me vine para aquí en coche".

De los Pirineos, a los Alpes en coche, 1.106 kilómetros. "Una paliza que flipas", nos reconocía esta mañana, ya instalado en el hotel.

Respecto a la carrera, varias incógnitas aún. "Se espera lluvia y hoy nos dirán que formato se hace en bici". A tenor de lo visto este domingo pasado en Pontevedra, en el Campeonato de España de triatlón sprint, es de esperar que se opte también por salida contrarreloj.

ARTÍCULOS RELACIONADOS