Salud y Nutrición / Running / Un chico de 21 años pierde 84 kilos en un año gracias al deporte

Un chico de 21 años pierde 84 kilos en un año gracias al deporte

Cuántos casos hemos contado ya en Planeta Triatlón de cómo el deporte acaba cambiando vidas. Y es que entrenar triatlón, entrenar maratón es algo más que entrenar un deporte, es entrenar actitud y una forma de vida. Y si no que se lo pregunten a Ethan Taylor, un estudiante estadounidense de 21 años que en enero de 2018 llegó a pesar la friolera de 167 kilos y en mayo de 2019 había conseguido perder 84 kilos situándose en 83 kilos.

No es que Ethan hubiera sido nunca un chico pequeño, más bien era grande. Creció jugando al fútbol durante el colegio y hasta hace unos años, el peso nunca había sido ningún problema para él. Se mantenía activo entrenando y jugando al fútbol durante toda su etapa colegial. Fue al graduarse y empezar la universidad cuando las cosas empezaron a cambiar y Ethan se metió 30 kilos de golpe en su cuerpo gracias a unos malos hábitos de alimentación. Psicológicamente tampoco atravesaba un buen momento, cuadros de depresión y ansiedad que intentó solucionar a base de comida y alcohol. El ejercicio pasó a mejor vida y sus obligaciones de estudiante, también. Y así es como llegó a finales de 2017, dejando la universidad porque no estaba seguro de lo que quería estudiar.

Una vez de vuelta a casa, empezó a ir a terapia y a un quiropráctico por una molesta lesión en la espalda. Ese otoño de 2017 es cuando alcanzó su peso máximo de 167 kilos y no podía hacer muchas cosas aparentemente sencillas como ir en bicicleta. Intentó perder peso a base de dietas, pero apenas perdía 10 kilos. Ethan sabía que si quería perder peso realmente tenía que empezar a hacer ejercicio de verdad.

Objetivo: perder la mitad de su peso

En enero de 2018 se propuso un objetivo, bajar a la mitad de su peso de aquella época, que era 167 kilos. Para ello emprendió un largo camino con metas a corto plazo. Durante los primeros meses, hacía bici durante media hora tres o cuatro veces por semana. Al principio, le dolía la espalda, pero el dolor fue desapareciendo gradualmente a medida que bajaba peso. Su alimentación empezó a basarse en proteínas y carbohidratos, como pollo y arroz, en lugar de hamburguesas.

En junio de 2018 Ethan empezó a correr. Al principio lo hacía poco a poco y distancias muy cortas. Luego paraba para andar unos minutos y volvía a correr un poco más. Así es como fue pasando de correr 1.500 metros hasta llegar a los 5 kilómetros. Mientras perdía peso, hizo una lista de cosas que quería hacer para motivarse y seguir corriendo. Uno de sus deseos era correr una media maratón, y ni corto ni perezoso, se inscribió en la Media Maratón de Chicago 2019 con su hermano mayor, Zach. El entrenamiento de los hermanos empezó en febrero de 2019 y parece que la cosa iba mejorando cada día.

El gran día llegó, el 19 de mayo, y Ethan consiguió acabar la media maratón en 2:09:49. Para entonces ya había perdido 77 kilos, el resto lo ha perdido desde entonces corriendo y comiendo saludablemente (pollo, arroz y brócoli).

Ethan Taylor
Foto: Ethan Taylor

Próximo objetivo: Maratón de Chicago

Su próximo reto es el doble de lo que corrió el pasado mes de mayo. Ha perdido la mitad de peso y quiere correr el doble de distancia, el Maratón de Chicago en octubre, y hacerlo en menos de cinco horas. Correrá para recaudar fondos para Action for Healthy Kids, una organización benéfica que tiene como objetivo luchar contra la obesidad infantil.

Toda una lección para gente con problema de sobrepeso de que una vida sana y activa es posible para todos, solo hay que levantarse y moverse. Si quieres correr, todo lo que tienes que hacer es empezar.

ARTÍCULOS RELACIONADOS