Foto: ASO // Thomas Maheux
Actualidad / Ciclismo / Si Chris Froome no existiese, habría que inventarlo

Si Chris Froome no existiese, habría que inventarlo

Los periodistas especializados, con Sergio Egea a la cabeza, llevan dos días echándose las manos a la cabeza con la decisión de Chris Froome de correr el próximo Giro de Italia. Según ellos una auténtica temeridad. "En la historia del ciclismo no se entra por ganar consecutivamente Tour, Vuelta y Giro" dice el propio Egea. Según el periodista catalán, "la página de oro en la historia del ciclismo te la ganas por llegar cinco veces de amarillo a París".

No negamos que tenga algo de razón, pero creemos que en vez de criticar el planteamiento del británico, que podría optar como le piden por única y exclusivamente disputar Tour de Francia, llegar en plenas facultades y el resto del año desaparecer, habría que alabarle la decisión. En los últimos años muy pocos ciclistas han contado con las ansias por engrandecer este deporte que posee el jefe de filas de Sky. Y poner en riesgo un quinto título por poner su nombre en la ronda italiana y lograr el Gran Slam es de ciclista de historia, que no se conforma con el Tour de Francia, que ya es mucho decir.

A estas alturas Chris Froome no le tiene que demostrar nada a nadie. Ha ganado sus cuatro Tours de manera distinta: en las contrarrelojes, en los puertos, en escapadas imposibles en momentos inverosímiles, e incluso con el freno puesto, como este pasado julio cuando tenía la cabeza puesta en el doblete. "Tiene un equipo que le hace todo" dicen quienes minusvaloran sus victorias. Puedes tener un equipo magnífico, pero si no tienes en las piernas calidad a raudales, de nada te sirve. Y por muy buenos que sean tus compañeros, ganar Tour y Vuelta en una misma temporada, además una ronda española como la de este año, que fue un auténtico martirio para los ciclistas, está al alcance de muy pocos.

Si nada se tuerce el Giro de 2018 nos servirá el primer duelo con Tom Dumoulin. El holandés, vigente campeón y Campeón del Mundo de Contrarreloj, es posiblemente el peor rival que puede encontrarse Froome: es mejor que él en la lucha contra el crono y se ha demostrado muy capaz cuando la carretera se empina. Y entre nosotros, si el de Sky es capaz de salir victorioso, por muy pocas fuerzas que tenga para el Tour, pocos otros rivales habrá que puedan hacerse sombra. Ya se demostró en este 2017, donde al ralentí fue capaz de llegar de amarillo a los Campos Elíseos.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS