Actualidad / Ciclismo / Un ciclista asegura el TOP10 corriendo los últimos 500m tras sufrir una caída

Un ciclista asegura el TOP10 corriendo los últimos 500m tras sufrir una caída

Ha ocurrido en Flandes durante la disputa este martes de la edición 2019 de la Gullegem Kermesse, una prueba disputada sobre una distancia de 171 kilómetros. El cicslita estadounidense Eamon Lucas consiguió asegurar su décima posición en la prueba a pesar de tener que ponerse a correr para llegar a la línea de meta después de una caída sufrida en el último kilómetro.

Lucas estaba metido en plena escapada cuando se fue al suelo. Su bici quedó completamente destrozada y sin posibilidad alguna de llegar hasta la meta rodando, tampoco era viable conseguir una bici de sustitución de manera rápida. Por eso, en lugar de renunciar a un TOP10 después de una carrera tan dura, decidió ponerse a correr como si no hubiera un mañana hasta la línea de meta. Seguro que a todos nos recuerda esta imagen a la protagonizada por Chris Froome en el Tour de 2016 cuando tuvo que correr un tramo por el Mont Ventoux

Las imágenes recordaban a la de Chris Froome corriendo un tramo del Mont Ventoux en el último kilómetro de la duodécima etapa del Tour de Francia de 2016, cuando sufrió una colisión con una moto oficial y que tanto dio que hablar en aquel momento.

 

"No había nadie que tomara la iniciativa en el sprint", dijo Eamon Lucas al terminar. "Todos nos mirábamos unos a otros. Unos 50 metros antes de la chicane yo era la tercera rueda. Antes de que me diera cuenta, mi bicicleta estaba fuera de control y tratando de mantenerme en pie, pero no había vuelta atrás. Estaba en el suelo y deslizándome de espaldas pensando: 'Esto no es lo que había pensado'.

Los escapados me pasaron al caerme. Me levanté inmediatamente y traté de volver a subirme a mi bici  porque sabía que aún me quedaban unos 30 segundos para que llegara el pelotón perseguidor. Mi único pensamiento era ¡todavía puedo conseguir un buen resultado! Me subí a la bicicleta, pero ni el cambio ni la cadena funcionaban. No tenía tiempo de arreglarlo, así que le di mi bici a un espectador y empecé a correr lo más rápido que pude. Fueron los 75 metros más largos de mi vida. Mis piernas estaban ardiendo por el ácido láctico y en ese momento solo quería cruzar la línea de meta ."

ARTÍCULOS RELACIONADOS