Foto: M. G. Brea (Faro de Vigo)
Actualidad / Ciclismo / Comienza el juicio del ciclista que quedó parapléjico por una trampa en el bosque

Comienza el juicio del ciclista que quedó parapléjico por una trampa en el bosque

No es la primera vez que hablamos de este tema en Planeta Triatlón. Por desgracia, pocas provincias españolas se libran de este tipo de desalmados que se dedican a poner trampas ciclistas y motos.

Galicia, una de las zonas más afectadas

Aunque muchas zonas de España sufren a diario la presencia de seres irracionales capaces de poner este tipo de trampas, Galicia es una de las zonas más afectada por prácticas de este tipo. En 2014 un ciclista de 38 años quedaba inválido al chocar con una piedra colocada en mitad de un camino, tras una rampa de salto de una bajada típica de la zona.

Su nombre es Diego González. En medio de camino por el que habitualmente se mueve la gente de mountain bike, el experimentado ciclista vigués impactó contra una piedra de grandes dimensiones. Estaba colocada en el punto de caída después de una rampa de salto. Fue imposible evitarla porque solo era posible verla cuando estaba en el aire. Era una trampa. Un golpe seco y su vértebra destrozada. Después de la caída dejó de sentir las piernas y perdió la movilidad. Diego se había quedado parapléjico.

Lugar del accidente. Foto: M. Moralejo

Diego estuvo ingresado durante 191 días. Sus secuelas, irreversibles: una paraplejia completa y dolor neuropático dorsal que requiere control y tratamiento por una unidad del dolor. El Instituto Nacional de la Seguridad Social le reconoció en febrero de 2015 la incapacidad permanente en grado absoluto.

Los responsables, los miembros de la comunidad de montes de Valladares de Vigo

Los acusados del terrible accidente de Diego son cuatro comuneros, amigos de la naturaleza que trabajaban por la conservación del bosque, y quienes presuntamente se dedicaban a colocar trampas en los caminos forestales. Un directivo y tres trabajadores de mantenimiento son los presuntos responsables. Cuatro años más tarde del accidente, ha comenzado el juicio. Según declaró un testigo, el vicepresidente de la comunidad exclamó, al conocerse el fatal accidente: “Si se cayó, que se levante. ¿No queríais piedras para saltar?”.

"El monte es nuestro. Estoy harto de vosotros"

Cada vez era más habitual encontrarse trampas, piedras, obstáculos en los caminos transitados por los ciclistas. Según contó en su día La Voz de Galicia, el mismo 4 de septiembre otro aficionado que solía montar por la zona recibió numerosos mensajes de ciclistas alertando de que “la comunidad de montes estaba rompiendo el circuito y poniendo obstáculos con árboles”. Cuando fue a quejarse, ya era demasiado tarde, Diego había topado con la piedra y se había quedado parapléjico.

También afirma que este acusado le confesó que él había colocado la trampa. “Le dije que por qué estaban tapando el camino y reventándolo todo y me contestó : ‘Sí, fui yo, ¿qué pasa? El monte es nuestro, no vuestro y estoy harto de vosotros’”. Minutos después fue cuando el testigo recibió por teléfono la noticia del accidente de Diego.

Este ciclista lleva recorriendo en bici la zona desde niño y se conoce el camino como la palma de su mano. Por eso insiste en que “la piedra fue movida para ponerla justo al terminar el salto. El hueco de la piedra estaba unos metros más abajo y las piedras no ruedan hacia arriba, estaba claro que alguien la puso allí”.

Dos años y medio de cárcel pide la Fiscalía

La Fiscalía pide para uno de los acusados dos años y medio de cárcel y los acusa a los cuatro de un delito de lesiones por imprudencia grave y reclama 832.000 euros para indemnizar al ciclista, que deberán pagar conjunta y solidariamente y, subsidiariamente, la comunidad de montes de Valladares.

Fuente: El Español

ARTÍCULOS RELACIONADOS