Foto: Instagram // Pello Osoro
Salud y Nutrición / Triatlón / Cómo mantenerse motivado sin competiciones

Cómo mantenerse motivado sin competiciones

El 2020 ha sido el año de la suspensión de eventos deportivos de toda índole, a todos los niveles y en todo el mundo, como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

Pero el problema no queda ahí: este 2021 todos preveíamos que la situación iba a mejorar, pero sin embargo se cierne sobre nosotros un futuro complicado y cargado de incertidumbre a causa de las nuevas olas.

Nadie sabe, a ciencia cierta, si las pruebas van a poder celebrarse en las fechas que están previstas. De ahí que uno de los grandes riesgos a los que nos enfrentamos los deportistas es la pérdida de forma y la desmotivación.

¿Para qué entrenamos si no hay pruebas a la vista?

Sin duda te habrás hecho esa pregunta en los últimos meses.

Está claro que la incertidumbre por no tener una meta fija influye. Además, está el miedo a un posible nuevo confinamiento, lo que podría derivar en un fuerte impacto psicológico. Si ya de por sí entrenar cuesta, en un horizonte así cuesta más.

Es por eso que hoy vamos a tratar de hablar de los aspectos positivos, y de cómo mantener nuestra cabeza motivada y enfocada en disfrutar del deporte.

Nuevos retos

Puede que te encuentres en una región donde se han impuesto restricciones muy limitantes, o que estés en una situación de toque de queda o directamente confinamiento.

Sea cual sea tu situación, plantéate nuevos retos a corto plazo: deja de lado la idea de las competiciones, y encuentra retos personales a los que enfrentarte a título particular.

Una gran opción es la de las contrarrelojes personales, o con unos pocos amigos.

Nosotros mismos, el año pasado, organizamos una con unos cuantos que hizo que todos diesemos mucho más de lo que habríamos dado en un entrenamiento cualquiera.

Ante la falta de pruebas de competición, la motivación puede venir, precisamente, en el hecho de ser más rápido que los oponentes, por lo que correr uno solo no es tan motivador.

Por eso, es buena idea transformar tu entrenamiento hacia aquello que quieres conseguir, no solo la velocidad, sino que también puede ser la fuerza, la agilidad, la flexibilidad, etc., siempre mentalizado del objetivo que pretendes cumplir.

El hecho de estar confinado o tener restricciones de movilidad no tiene que suponer que tu vida se vuelva desordenada. Lo mejor es establecer unas rutinas diarias o semanales de ejercicios para no perder el ritmo.

Desarrollar nuevas habilidades

El hecho de tener más tiempo libre y no prepararse para una competición concreta puede ser la oportunidad perfecta para el desarrollo de habilidades deportivas nuevas, aunque la mayor habilidad es saber mantener la motivación en momentos como este, frente a la incertidumbre o a los entrenamientos sin equipo.

Si has escuchado a lo largo del último año entrevistas con PROs, muchos de ellos se han centrado en mejorar la técnica: ya sea nadando, pedaleando o corriendo, han tratado de mejorar otros aspectos para los que en condiciones normales quizás no tendrían tiempo.

jan frodeno themagic5
Foto: THEMAGIC5

¿Por qué no probar algo similar?

Con estas nuevas habilidades, los deportistas mantendrán un foco en el que centrar sus esfuerzos y atenderán al alcance del dominio de técnicas propias para mejorar los aspectos que crean convenientes.

Puedes empezar a llevar a cabo ejercicios a los que antes dedicabas menos tiempo, o incorporar otros deportes a tu rutina para mantener tu forma física, pero también tu salud mental.

Mantener un tiempo diario de entrenamiento te ayudará incluso a liberarte del estrés de la situación, o del estrés de la preparación para una carrera concreta.

No perder contactos

Un aspecto fundamental es que no pierdas el contacto con las personas que conoces dentro del mundo del deporte, ya sea tu entrenador, tu equipo o tus amistades ligadas a este ámbito.

Con ellas podrás hablar sobre tus logros, e incluso podréis entrenar juntos desde la distancia, a través de algunas plataformas. En el siglo XXI, ningún aislamiento es total.

Si estás desanimado, recuerda por qué comenzaste en el mundo del deporte, analiza tus objetivos cumplidos e imponte otros nuevos, siempre de acuerdo con el contexto en que te encuentras, y con tus características individuales. Una buena idea es anotar tus progresos.

Después de meses en confinamiento, puedes optar por la práctica de ejercicio al aire libre y en contacto con la naturaleza.

Cuando te encuentres de nuevo con tu equipo o tu entrenador, además, disfrutarás mucho más de esas pequeñas cosas a las que antes no prestabas atención.

ARTÍCULOS RELACIONADOS