Foto: IRONMAN Live
Actualidad / Triatlón / Eneko Llanos habla de sus problemas de estómago

Eneko Llanos habla de sus problemas de estómago

Algo ha cambiado en la manera de entrenar del mejor triatleta de larga distancia de nuestro país. No sabemos si ha habido algún cambio en cómo se alimenta Eneko Llanos, pero está claro que, haya hecho lo que haya hecho, ha tenido un efecto muy positivo.

Con tres victorias en su haber -IRONMAN Arizona, IRONMAN Vitoria y Half Triathlon Pamplona- y podio en el Zarauzko Triatloia, Eneko Llanos cierra un 2019 que puede calificar de perfecto, en el que da carpetazo a los problemas de estómago.

Recién cumplidos los 43 años este pasado fin de semana -que celebró viendo competir a Ruth Brito en el maratón de Valencia-, el vasco ha hecho balance en una entrevista para la compañía aseguradora IMQ, en la que se ha sincerado sobre las dificultades que ha pasado en las últimas temporadas.

Vegetariano desde los 17 años

"Soy vegetariano por motivos éticos desde los 17 años", decía el pasado mes de octubre en una entrevista para El Mundo. "Por aquel entonces, aunque no había tanta información como ahora, empecé a tomar conciencia sobre el maltrato animal. Me planteé probarlo y hasta ahora".

Cómo se alimenta Eneko Llanos

"No llevo una alimentación vegana 100% pero como principalmente vegetales y no pruebo la carne, ni el pescado", explicaba en su momento.

Tres son las claves de su alimentación: los hidratos, a base de pasta o cereales integrales, las verduras de temporada, y las proteínas, que las cubre "con legrumbres o derivados de la soja, como el tofu o el seitán".

El bajón desde 2015

Sin embargo, el que fuera olímpico en Sidney y Atenas sufrió un bajón de nivel de 2015 que no le permitía rendir al cien por cien. El vitoriano no daba con la tecla que le permitiese volver a la primera línea de la larga distancia.

"Ha sido una etapa de tres o cuatro temporadas donde me encontraba muy bien entrenando, competía bien en distancias hasta IRONMAN 70.3, pero en distancia IRONMAN sufría muchos problemas de estómago", ha reconocido.

"No me permitían rendir a mi nivel y en algunas ocasiones, incluso, me vi obligado a retirarme de la competición".

Eneko Llanos

Todas las noticias

Teniendo en cuenta cómo se alimenta Eneko Llanos, eliminando cualquier ingrediente de origen animal, la nutrición tomaba un cariz vital a la hora de disputar un larga distancia.

Pero los problemas no desaparecían

De nutricionista en nutricionista, no lograba dar con la solución. "Completaba el segmento de natación y ciclismo sin problemas siempre rindiendo a buen nivel", comenta en la entrevista, "pero al iniciar el segmento de carrera a pie enseguida aparecían los problemas de estómago". 2017 fue, en este sentido, un año para olvidar, en el que logró la clasificación para Kona in extremis, por la baja de última hora de otro deportista.

En 2018, sin Kona

Pero el año pasado, la temporada comenzó por la mísma línea. Décimo en Sudáfrica, finalmente tuvo que ver cómo no lograba los puntos suficientes para acudir a Kona, donde había viajado de manera ininterrumpida desde 2006.

Finalmente, tuvo que viajar hasta Australia para encontrar un equipo de expertos endocrinos y rendimiento deportivo que pudiesen poner freno a los dolores.

¿Cuánto le queda de carrera profesional?

Con 43 años recién cumplidos, Eneko es consciente de que llega el momento de empezar a pensar en un futuro fuera del triatlón profesional.

Pero él, más pragmático, continúa con la idea que nos comentaba en Kona en la entrevista que mantuvimos con él: disfrutar más del momento. "Trato de vivir esta faceta de mi vida año a año, en 2020 continúo, en 2021 no lo sé y lo veré seguramente según avance la temporada".

Por el momento, y tras unas semanas de vacaciones, ya está entrenando. Sin saber cuál es su calendario, todo apunta a que le volveremos a ver en IRONMAN Vitoria. No olvidemos que allí, el pasado 14 de julio, logró su mejor tiempo en la distancia con 7h55'16".

ARTÍCULOS RELACIONADOS