Materiales / Triatlón / Convierte tu casa en un gimnasio

Convierte tu casa en un gimnasio

Si tu objetivo es hacer uno de tus espacios del hogar tu gimnasio diario, todo lo que realmente necesitas para ponerte en forma son accesorios o máquinas que te ayuden a levantar peso, algo que aumente tu ritmo cardíaco, algo que desafíe tu equilibrio, y sin olvidar lo más importante, algo que te ayude a estirar.

Si piensas que la única manera de cumplir con todas esas "cosas" es inscribirte en un gimnasio, nos atrevemos a decirte que estás equivocado. Créenos cuando te decimos que equipar tu casa para hacer ejercicio acabará siendo una gran inversión.

Sin mucho esfuerzo (o mucho dinero), puedes llevar tu camino hacia una mejor salud convirtiendo tu casa en un gimnasio. ¿Quieres saber cómo? ¡Sigue leyendo y empieza a entrenar hoy mismo!

¿Qué equipamiento necesito?

Si quieres empezar a crear tu propio gimnasio en casa, te recomiendo invertir en:

  • Bici estática plegable: es un aparato perfecto para quemar calorías. La bici estática plegable es una máquina de cardio muy popular para el hogar, ya que ocupan poco espacio y tienen una gran eficacia para quemar esos kilos de más. Si tienes poco tiempo para entrenar y quieres unos grandes resultados de forma rápida, la es tu mejor opción.
  • Bandas elásticas: han logrado convertirse en uno de los accesorios preferidos por los deportistas. Con ellas podemos entrenar todos nuestros grandes grupos musculares.
  • Balón de estabilidad: es uno de los accesorios más completos que existen para ponerse en forma o para trabajos fisioterapéuticos.
  • Mancuernas ajustables: ideales para ir modificando el peso según el ejercicio que deseemos realizar, o la intensidad de este. Sin duda es uno de los accesorios fitness que no pueden faltar en tu propio gimnasio si quieres hacer un entrenamiento 100% efectivo.

Ese sería un equipamiento básico con el que empezar. A partir de ahí, si lo quieres ampliar, te recomiendo los siguientes:

  • TRX: es un elemento que suele gustar bastante por la gran variedad de ejercicios que ofrece, además de por resultar ser un gran equipamiento para modular la resistencia que nuestro propio peso corporal nos ofrece.
  • Banco ajustable: tener un banco ofrece muchas más posibilidades de las que nos podemos imaginar. Además, nos da la opción de trabajar los músculos en distintos ángulos para estimular varios tipos de fibras.
  • Barra de dominadas: su función principal es la de hacer dominadas, sin embargo, podemos utilizarla también para trabajar otras zonas como el abdomen o los bíceps.

¿Cómo debe ser la sala?

Te recomendamos que la sala en la que vayas a poner este tipo de equipamiento o maquinaria fitness sea una habitación amplia, con una buena ventilación. Además, para crear un mejor ambiente puedes comprar velas o incienso para que la habitación huela super bien mientras realizas el ejercicio.

A veces podemos dañar el pavimento, por lo que te sugerimos que protejas el suelo comprando suelo de goma para así evitar daños y, además para que puedas estar más cómodo en un suelo blandito y calentito.

Por otro lado, sería ideal contar con un mueble para guardar el equipamiento, ya que de esta forma tendremos todo organizado y podremos entrenar en un espacio armonioso sin ningún tipo de estrés.

¡Necesitas música! Siempre es de gran ayuda acompañar tus ejercicios con música motivante, puedes optar por comprarte unos altavoces para lograr un ambiente más alegre.

Como hemos visto, realizar nuestro propio gimnasio en una de las habitaciones de nuestra casa, no es una tarea difícil, solo necesitamos una pequeña inversión inicial y esfuerzo. Pero créenos que, cuando tengas esa super sala para entrenar hecha a medida, no querrás volver a pisar un gimnasio nunca más, o por lo menos, no tienes la presión si un mes tienes poco tiempo de ir al gimnasio y lo sigues pagando aún así.

Ya que sabes todas las ventajas de hacerte tu propio gimnasio, ¿a qué esperas para empezar hoy mismo a elaborar tu sala deportiva?.

ARTÍCULOS RELACIONADOS