Foto: Erik Merino Press
Actualidad / Crónica desde el podio - VentouxMan Triathlon

Crónica desde el podio - VentouxMan Triathlon

Este pasado fin de semana competí por primera vez en el VentouxMan Triathlon donde consegui la victoria general y récord de la prueba. Así fue mi experiencia...

Los preliminares

Llegue a la localidad francesa de Piolenc el sábado al mediodia para recoger los dorsales y dejar la bici en la T1 (en el VentouxMan T1 y T2 están en lugares diferentes). Despues subí con el coche el puerto del Mont Ventoux por la variante donde pasaríamos al día siguiente. Quería ver en persona como era, ya que era mi primera vez y por muchos videos que haya visto uno no se hace a la idea hasta que lo ve con sus ojos.

Por la tarde aproveché para descansar bien en la segunda transición, en el camping de la estación de esqui de Mont Serein (a 1.600m de altura).

El domingo el despertador sonó temprano, a las 4:45. Tenía que almorzar, bajar el puerto y desplazarme hasta el pueblo de Piolenc, donde estaba la salida. Fue una experiencia diferente bajar en moto el Mont Ventoux, a las cinco de la mañana, con niebla y ocho grados. Por suerte iba bien protegido y en los tres cuartos de hora de viaje hasta el lago no cogí frío.

La natación

A la llegada a la T1 aproveche para charlar un rato y calentar junto al otro triatleta catalán, Marcel Zamora. La natación era una sola vuelta de 1.900m y con salida des de dentro del agua, con neopreno, aunque la temperatura era agradable. A las 7.05 los atletas profesionales salimos y desde el principio nade en solitario. Se me fueron por delante cuatro atletas.  Entre ellos Marcel, Kevin Rundstadler y Christian Krammer. No pude coger ningun pie y nadé solo toda el segmento. Al final sali del agua a tres minutos y medio de los lideres y a dos y medio de Marcel.

erik merino ventouxman ciclismo
Foto: Erik Merino Press

El ciclismo

El segmento ciclista de noventa kilómetros era todo un desafio ante nosotros. Los primeros sesenta son completamente llanos, por largas rectas y cruzando muchísimas rotondas, bumps reductores de velocidad y pueblos. En cada cruce se teniíaa que estar alerta de no equivocarse.

En este tramo regulé bastante el ritmo, aunque ya en el kilometro treinta pude dar alcance a Marcel.

Del kilómetro sesenta al setenta se notaba ya cierto desnivel, justo hasta la llegada a Beduin, pueblo en que empezaba la subida al Mont Ventoux.

Para quien no lo conozca, puedo decir que el Mont Ventoux es uno de los puertos más duros que he subido en mi vida, con 22 kilómetros de longitud y un desnivel medio del 7'5%. La parte más dura son los diez kilómetros centrales, hasta Chalet Reynard, donde la media no baja del 9'5%. Para los más curiosos, subí con 11-25 y 39-53. Quizás no es el desarrollo más adecuado, pero si uno está fuerte y puede moverlo, es suficiente.

He de reconocer que tuve un buen día y no se me hizo un desarrollo duro, siempre moviéndome entre ochenta y noventa rpm. Marcar el mejor parcial me permitió recuperar los más de seis minutos que perdía a comienzo de puerto con cabeza de carrera. De hecho poco antes de alcanzar la cima me coloqué segundo. En la bajada dirección a la estación de esquí de Mont Serein adelanto a Kramer, que iba de lider, y logro alcanzar la segunda transición con treinta segundos de ventaja.

La bajada fue una de esas épicas del ciclismo, con una niebla densa que impedía ver más allá de cien metros, apenas seis grados de temperatura y suelo mojado. Pese a estos condicionantes, me lancé con todo, a 82 kilómetros por hora, arriesgando para ganar.

erik merino ventouxman running
Foto: Erik Merino Press

 

La carrera a pie

En total eran veinte kilómetros de segmento, divididos en cuatro vueltas con un desnivel acumulado de 420 metros, un circuito duro y un pelín técnico.

Había algunos tramos de sube y baja entre el cinco y el ocho por ciento de desnivel, con piedras y raices que te mantenían en alerta. Pese a ello, fui ampliando la ventaja vuelta tras vuelta, logrando llegar a meta con más de dos minutos y medio de ventaja. Eso sí, el sufrimiento para ganar fue terrible: tantas horas de concentración y llevando el cuerpo al límite fue mentalmente muy duro. Pero esto hace que la victoria sea mucho más especial.

erik merino ventouxman
Foto: Erik Merino Press

Todo el trabajo de estos últimos meses ha salido a la luz, horas y horas de entrenamiento junto a mi entrenado Atilla Ozkan (3Dynamic) se han visto reflejados en el éxito de esta victoria. Estoy muy contento y satisfecho con mi rendimiento a lo largo de toda la prueba. Ahora puedo acometer el gran objetivo del año, el Alpe d'Huez LD Triathlon con muchísima más confianza.

Muchas gracias a todos por las felicitaciones y en especial a mis patrocinadores 3Dynamic Bikefitting & Training - ANITIN PANES ESPECIALES - Topo Athletic - Ibericar Cadi.

No me puedo olvidar de mis colaboradores, Edco - Catlike - Etixx - OpticaSport - Fitness Vic - veloToze - Toni Sola - @portadorsalespersonalizados - CAMPURENT - @muntanyola.

¡Muchas gracias a todos!

ARTÍCULOS RELACIONADOS