Foto: DBike Lab
Materiales / Ciclismo / ¿Se puede tener un cuadro chino y que no te señalen con el dedo?

¿Se puede tener un cuadro chino y que no te señalen con el dedo?

Sí. La foto que ves más arriba es de una bici que han montado en D-Bikelab sobre la base de un cuadro chino de 650 €. Les ha quedado bonita, sin duda pero: ¿es oro todo lo que reluce?

Pues la gente de D-Bikelab  te lo va contar todo en dos partes. En este primer artículo hablarán sobre este tipo de cuadros y te darán damos unos cuantos consejos útiles y en una segunda parte lo sabrás todo sobre su máquina, te mostrarán más fotos y te contarán la experiencia que han tenido con el proceso de compra, montaje etc.

Allá vamos:

"Son muchos los clientes que se dirigen a D-Bikelab de Dephion Performance para preguntarnos cuál es nuestra opinión sobre los cuadros chinos. Pues bien, para comenzar, la pregunta está mal formulada. Y es que la enorme mayoría de cuadros de cualquier marca que ves en las tiendas es made in China. Más en concreto, en Taiwán: Specialized, Trek, Scott, Cannondale… todas estas marcas fabrican sus cuadros allí por razones obvias.

Y Merida. Y Giant. Bueno, resulta que estas dos últimas son dos de los mayores productores de cuadros del mundo y no solo fabrican con su propia marca sino para muchas otras. ¿Sabías que Merida compró el 49% de Specialized en 2001? Pues ya te puedes imaginar quién fabrica la mayor parte de sus cuadros.

Así que es altamente probable que el cuadro de tu flamante pepino de 8.000 € se haya fabricado en China, sí.

Por eso la pregunta correcta sería algo así como:

¿Qué os parecen los cuadros de carbono chinos que se venden en Aliexpress por 500€ o 600€?

Bien. Esto ya es otra cosa. Efectivamente, en diversas tiendas o plataformas de venta como Aliexpress o EBay podemos encontrar cuadros de carbono a precios muy bajos (incluso varios miles de euros menos que los de alguna marca conocida).

Fijaos que hemos dicho “tienda o plataforma” y no fabricante. Porque, que no te engañen con fotos de fábricas y el cuento de que compras “directamente a fábrica”. No es cierto. En el 99% de los casos estás adquiriendo el cuadro a un intermediario. Fábricas reales que produzcan cuadros de carbono hay muy pocas: dos de ellas ya las conoces.

Pues bien en estas tiendas online o plataformas tenemos distintos tipos de cuadros que podemos agrupar en cuatro grandes grupos.

1.- Cuadros de carbono sin marca alguna o con marca desconocida y diseño “open mold”

Nos referimos a cuadros que podrás ver en diversas tiendas y a distintos precios. Incluso alguna marca más o menos “conocida” puede usarlos en algún modelo. Un ejemplo muy claro lo tienes a continuación. Es el cuadro de cabra open mold FM086 que ha usado, por ejemplo, la marca Stevens durante unos años. Son perfectamente legales.

2.- Cuadros de carbono sin marca alguna o con marca desconocida y diseño único.

Es más difícil idnetificarlos pero también existen. Se trata de cuadros que solo vende una tienda o marca china que es propietaria de ese diseño, al menos durante un tiempo. También son perfectamente legales. Un ejemplo lo tienes a continuación:

3.- Imitaciones imperfectas o perfectas sin marca alguna o marca desconocida de cuadros de marcas conocidas.

Aunque todos los cuadros acaban pareciéndose, hay muchos de ellos cuya similitud con modelos bien conocidos de importantes marcas es ciertamente sospechosa. Algunos de ellos son muy parecidos y otros son directamente imitaciones prácticamente idénticas (en diseño) a los originales pero se venden sin marca alguna (aunque en muchos casos, si lo solicitas de forma privada te las pueden pintar como la marca original).

Aquí, como es lógico, ya entramos en prácticas que rozan la ilegalidad o son directamente ilegales ya que se está robando la propiedad intelectual y el trabajo de otros. Así, podemos encontrarnos con gran cantidad de imitaciones del cuadro de la Canyon Ultimate, Pinarello Dogma o Cervelo S5 e incluso clones de la compleja Specialized Venge Vias.

4.- Falsificaciones perfectas con marca de cuadros de carbono de marcas conocidas.

En este caso, abiertamente ilegal, te están vendiendo un cuadro prácticamente idéntico (estéticamente) al de la marca original pero que no lo es. La falsificación de toda la vida, vamos.

Sin entrar en el dilema moral que supone la compra de este tipo de cuadros en los casos en que el robo de propiedad intelectual es flagrante (en D-Bikelab estamos absolutamente en contra de ello), vamos a responder a varias preguntas:

¿Estos cuadros me ofrecen las mismas garantías que los de las grandes marcas?

Hemos querido comenzar por esta pregunta porque es la más fácil de responder. La respuesta es que NO. La fabricación del cuadro es solo una parte de la ecuación. Cuando compramos un cuadro de una marca conocida generalmente sabemos que detrás hay una entidad en la que confiar, un equipo de ingenieros que ha desarrollado el producto y, sobre todo, que controla todo el proceso de producción de principio a fin (aunque se fabrique también en China). Además, suele disponer de una red nacional de distribución a la que dirigirte y ofrece una garantía que al menos debe igualar o superar a la exigida legalmente en nuestro país.

Esto no significa que los cuadros de las grandes marcas no tengan problemas. Simplemente significa que la seguridad que tenemos en la compra es mayor, el riesgo es menor, y las opciones que tenemos si algo falla son mucho mejores (NO tener que enviar un cuadro a China, por ejemplo). Esto es indiscutible. Y la seguridad se paga.

¿Estos cuadros son de la misma calidad que los de las grandes marcas?

Pues generalmente podemos decir que NO son de la misma calidad. Así, si bien es posible que algún cuadro de la gama más baja de alguna marca conocida sea similar en construcción al de estos cuadros, no puedes pretender que un cuadro de 600€ tenga la misma calidad que un cuadro de 5000 €. No, no se dan duros por pesetas. Y aunque estéticamente sean iguales, hay carbonos de calidades muy distintas y usos muy distintos del carbono en las distintas partes del cuadro para hacerlo más rígido donde sea necesario y más ligero donde sea posible. Y esto es muy importante porque va a determinar en gran medida el comportamiento final de tu bici.

Así, por nuestras manos han pasado muchos cuadros de marcas conocidas y también muchos cuadros chinos de 500-800€ con distintas calidades (en algunos casos con acabados aceptables e incluso buenos) pero, ninguna vez hemos podido concluir que los acabados de ambos fuesen asimilables. Hemos podido examinar imitaciones de cuadros de Canyon Ultimate que no llegaban ni de cerca a los 940 gr de un cuadro Ultimate SL y mucho menos a los 790 gr de un Ultimate SLX y los acabados eran muy inferiores.

Si quieres indagar más sobre ello, en este artículo de Velonews diseccionaron un cuadro de Specialized Tarmac original y una falsificación (probablemente de la peor calidad) y los pusieron a prueba.

Esto no significa que todos los cuadros chinos de 600 € sean de mala calidad. De hecho, los hay, como hemos dicho, de una calidad aceptable y suficiente y es posible que te den el servicio para el que los compres.

¿Estos cuadros pueden darme el mismo servicio que los de las grandes marcas?

Por mucho que estos cuadros no ofrezcan las mismas garantías o no sean, por lo general, de la misma calidad que los de las marcas conocidas, lo cierto es que con uno de ellos puedes montarte una bici completa con exactamente los mismos componentes que cualquier otra bicicleta y salir a pedalear. En este sentido, te van a dar exactamente el mismo servicio, esto es cierto. ¿Van a tener el mismo comportamiento? Pues esto es muy difícil de determinar. En ocasiones, las diferencias son obvias: falta de rigidez en vainas, pedalier u horquilla y un peso superior. Pero en otras (la mayoría diría) no lo son tanto y lo más probable es que, en cualquier caso, disfrutes lo mismo dando pedales sobre ellas e incluso compitiendo.

¿Merece la pena comprar este tipo de cuadro?

Creemos que te hemos dado los datos suficientes para poder valorarlo tú mismo. Pero en D-Bikelab somos muy transparentes: es francamente difícil de justificar que algunos cuadros de marcas conocidas cuesten hasta 10 veces más que algunos cuadros chinos de buena calidad. Sí, ya sabemos que el I+D cuesta dinero, ofrecen más garantías y mayor seguridad en la compra etc. Pero de 600 € a 6000 € hay mucha diferencia

Ahí van nuestros consejos:

-> Cuanto más complejo sea el cuadro y más rendimiento le exijamos a todos los niveles a nuestra máquina, menos merecerá la pena un cuadro chino de 600 €.

-> No aconsejamos que NO compres cuadros de MTB de este tipo. Los cuadros y el material de MTB en general, sufre muchísimo más que un cuadro de carretera. Te puede salir bien, pero si te sale mal… te puede salir muy mal.

-> Si decides comprar un cuadro chino, procura hacerlo de vendedores con buena reputación (no es difícil encontrar estos proveedores con una búsqueda rápida en Google y en foros especializados).

-> ¿Realmente cuesta 600€? Ten en cuenta que la mayor parte de las veces te pararán el cuadro en aduanas y deberás realizar todo el trámite de importación: añade al menos 21% de IVA y un 4% de aranceles. ¿Te sale a cuenta? Valóralo.

-> Si lo quieres pintado, hazlo en España en un buen taller: la pintura suele ser de muy mala calidad y muy frágil. Añade esa cantidad a tu precio final.

-> Ten siempre en cuenta que la garantía no va a ser la misma: si tienes algún problema con el cuadro lo más seguro es que tengas que repararlo en algún taller de carbono"

ARTÍCULOS RELACIONADOS