Foto: Instagram // David Castro
Actualidad / Triatlón / David Castro y su erasmus mexicana: "Estoy muy contento con la experiencia"

David Castro y su erasmus mexicana: "Estoy muy contento con la experiencia"

Cada triatleta se está tomando la pandemia a su manera y David Castro está haciendo una especie de Erasmus. El fin de semana volvió a recuperar sensaciones en toda una Copa del Mundo

En estos meses estamos viendo de todo. Hay gente como Lucy Charles que se apunta hasta a un campeonato de chapas, luego tenemos el ejemplo de Mario Mola, que está saliéndose del circuito principal... y también tenemos a David Castro, que ha optado por la opción de irse fuera.

Hace ya más de dos meses que 'el torero' dejó La Roja para irse a México para echar una mano a Javier Gómez Noya en su concentración en Cozumel. El experimento tenía dos partes y entremedias, Castro decidió quedarse en México.

En estas semanas el triatleta manchego ha hecho de todo. "Salió la posibilidad de irme con el grupo de Crisanto Grajales y Eugenio Chimal y lo aproveché", nos explica desde la costa mexicana del Pacífico poco después de acariciar el podio en Huatulco.

"He tenido la experiencia de hacer una concentración en altura y nunca había estado entrenando a 2.400 metros. No sé si habrá sido lo idóneo antes de una competición, pero no he querido desaprovecharlo", bromea Castro, que se bajó del altiplano el miércoles y compitió el domingo a nivel del mar. A tenor de los resultados, mal del todo no le fue.

Un quinto puesto inesperado

"No era mi objetivo, yo venía aquí a Cozumel a ayudar a Javi, pero estoy muy contento", resume David Castro, que sabe que la pandemia se lo iba a poner difícil y está sacando muchas lecturas positivas de este periodo

La prueba estuvo marcada por la exhibición del canadiense Mislawchuk, que se bajó a correr primero y de ahí no pudo moverlo nadie. "La carrera a pie fue muy bien, con el calor que hacía, mi experiencia me decía que si salía fuerte, aquí iba a petar mucho", se sincera David sobre la opción de ser conservador en determinado momento.

Son detalles que no se ven por la tele, pero David Castro llevaba un dorsal muy alto y eso le situó muy al principio de la transición, en una prueba con mucha gente, eso parece el metro de Tokio. "Era una transición muy estrecha y yo tenía muy mal dorsal, la T2 aunque salí tercero fue un poco gymkana, esos cinco o diez segundos que perdí con Mislawchuk...", describe David, que en el kilómetro dos tuvo la carrera cerquita.

"La gente empezó fuerte y comenzó a ir petando y de repente me puse segundo", cuenta sobre un momento en el que parecía que se iba a por Mislawchuk. Sin embargo con esa humedad y en distancia sprint, hay que andarse con cuidado. "Viendo el circuito, con subidas soy propenso a tener flato o algún pinzamiento de la espalda y preferí ir con cabeza", explica.

De ir segundo pasó a ir quinto, siendo adelantado por los dos brasileños y el mexicano Núñez. "En la segunda vuelta empezaron a faltarme las fuerzas, me pilló a traspié y el cuerpo me pidió bajar un poco", aún así se marcó el 5K en 15 minutos pelados, que es una marca de muchísimo mérito en esas condiciones de humedad y calor.

La difícil T2 de Huatulco para David Castro
Foto: World Triathlon

Finalmente David apretó los dientes y cerró la prueba en quinto lugar, demostrando que el Pacífico se le da bien y que si los fallos mecánicos le respetan, es capaz de competir contra cualquiera. Aún así, dos veces campeón de la Copa del Mundo en Salinas (Ecuador) y ahora quinto en México, el Pacífico se le da bien.

"Si aguanto estos meses es por volver a Cozumel ahora con Javi en su concentración", zanja David, que fue a México para ayudar a un amigo, y todo apunta a que por el camino también se ha reencontrado a sí mismo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS