Foto: Oriol Batista
Actualidad / Las lecciones que David McNamee ha aprendido de este 2019 de

Las lecciones que David McNamee ha aprendido de este 2019 de

No ha sido un buen año para David McNamee. El escocés, tercero en Kona en 2017 y 2018, no ha rendido al nivel esperado en toda la temporada, culminada con un abandono en The Big Island tras unos cuantos días enfermo.

En palabras suyas, colgadas ayer en su cuenta de Instagram, el de Hoka ONE ONE era claro: "Ha sido un año frustrante. Una mezcla de mis propios errores y algo de mala suerte".

No obstante, ha sacado unas cuantas cosas en claro de cara a cómo afrontar 2020.

No se puede perder el norte

"Si eres autocomplaciente, prepárate para que alguien te patee el culo", ha escrito. Todo apunta a que, tras el éxito logrado en 2018 volviéndose a colar en el podio de Kona, McNamee se dejó llevar por la comodidad y no completó la pretemporada como correspondía.

La primera muestra de que algo no marchaba fue en Sudáfrica, donde terminó undécimo. "Algunas veces, en el deporte, solo recibes una buena patada en el trasero", escribió por entonces.

No obstante subo reconducir el camino, y con el slot en el bolsillo, llegaron los buenos resultados: segundo puesto en IRONMAN 70.3 Barcelona, un quinto puesto en Challenge Roth (carrera a la que se ha referido como "espectacular") y otra segunda plaza en IRONMAN 70.3 Vichy.

Todo apuntaba a que el trabajo estaba hecho y que llegaba al pasado 12 de Octubre con los deberes hechos. Pero quizás se pasó de frenada: "Cuando recuperes el hambre de victoria, ten cuidado de no excitarte demasiado y sobrentrenar", le podíamos leer en su publicación de ayer.

"Hay una delgada línea entre lograr el pico de forma y caer enfermo", escribía el día después del abandono en tierras hawaianas.

La aerodinámica y el gimnasio, claves para rendir bien

Las dos siguientes lecciones que ha extraído McNamee de este 2019 tienen que ver con la aerodinámica y la fuerza. "Ir en posición aero es bueno, pero la clave es ir aero y cómodo", explica el triatleta residente en Girona.

Es exactamente lo mismo que ya apuntó en su momento Sebastian Kienle cuando habló de qué era lo más importante a la hora de preparar el segmento ciclista de un IRONMAN.

Sobre el gimnasio, lo tiene claro, igual que se lo hemos leído en otras ocasiones a Jan Frodeno o a Patrick Lange: "El trabajo de gimnasio quizás no es una perdida de todo, después de todo".

Hay que quedarse con lo positivo

Pese al mal año, siempre hay que extraer conclusiones positivas, piensa McNamee: "Nunca hay que dejar de aprender e intentar mejorar".

ARTÍCULOS RELACIONADOS