Foto: Scott
Trucos y curiosidades / Triatlón / La tortilla de patatas... el recovery preferido de Alistair Brownlee

La tortilla de patatas... el recovery preferido de Alistair Brownlee

Como ya publicamos hace unas semanas, un año más los hermanos Brownlee han vuelto a escoger España como base de operaciones para la primera fase de la pretemporada. A expensas de saber hacia dónde orienta 2019 Alistair Brownlee, si intenta clasificarse para Tokio 2020 o definitivamente se centra en la media y larga distancia, les hemos podido ver entrenar por tierras alicantinas, donde incluso ha llegado a ganar una carrera ciclista.

Quedan apenas diez dias para que el mayor de los hermanos debute en competición. Será en Ironman 70.3 Dubai, donde se enfrentara a Kristian Blummenfelt en el que será el primer gran duelo de esta temporada. Jonathan, mientras tanto, tiene puesta la vista en la primera prueba de las Series Mundiales, a disputar en Abu Dhabi, y en la Super League Triathlon, que a finales de marzo le hará viajar a Sinpagur.

La nutrición de los Brownlee, explicada por ellos mismos

En su último vídeo para Youtube, ambos han contado a cámara cómo se alimentan estos días en España. Si hace unos dias hablábamos del control exhaustivo de Jan Frodeno sobre su dieta, hoy tenemos que reconocer que los ambos hermanos, aunque estrictos, son bastante más easy going que el alemán. Para el desayuno, mientras Jonathan opra por una taza de cereales, unas tostadas y un té, Alistair prefiere el desayuno tradiconal britanico, a base de gachas de leche y avena que deja preparadas la noche previa.

Durante las sesiones de entrenamiento, básicamente de ciclismo, se alimentan a base de barritas de proteínas de Ote Sport, su patrocinador de nutrición. En palabras de Jonathan, "ayuda a recuperar mejor y evitar lesiones".

Curioso es el almuerzo durante las salidas ciclistas. Como cualquier amateur en una tirada larga, a los hermanos les gusta parar a reponer fuerzas en un bar de carretera. Y Alistair lo hace nada más y nada menos que con un bocadillo de tortilla. De vuelta al apartamento, batido de proteínas, y en la cena, arroz con champiñones, ensalada, pan y tarta de chocolate. "Hemos hecho cinco o seis horas de entrenamiento, asi que es importante recargar para mañana", comenta el pequeño de los hermanos.

Si el otro día veíamos como Frodeno había apartado la leche y el glúten de su dieta, aquí vemos que los Brownlee no rechazan su presencia en absoluto. Aunque como el alemán sí que parece que renuncian en gran medida a la carne: en ninguna de las ingestas del día hay carne o pescado, aunque Jonathan afirma que algunos días sí consumen proteína animal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS