Actualidad / Running / El cuarto puesto de Nancy Kiprop en Nueva York ayudará a muchos niños en Kenia

El cuarto puesto de Nancy Kiprop en Nueva York ayudará a muchos niños en Kenia

Si todos hubiéramos conocido la historia de Nancy Kiprop el pasado domingo, seguro que muchos hubiéramos deseado la victoria de esta corredora en el maratón de Nueva York. Nancy Kiprop es una corredora comprometida desde hace tiempo con la situación de muchos niños en su Kenia natal. Por eso, más allá del triunfo de Geoffrey Kamworor o del debut en la distancia de Joyciline Jepkosgei imponiéndose nada más y nada menos que a la campeona Mary Keitany, está el cuarto puesto de un verdadero ejemplo para el resto de corredores, Nancy Kiprop.

Kiprop puede ser una de las mejores corredoras de maratón del mundo, pero quizás el rasgo más impresionante sea su actitud hacia la carrera. Para ella, el deporte es mucho más que una ganancia personal. Su amor por los niños viene de siempre. Antes de casarse y graduarse como profesora, en el año 2000, adoptó a cinco niños cuyos padres murieron en un accidente de coche. En 2002, Kiprop tuvo su primer hijo, y otro más en 2009.

Esta veterana atleta de 40 años de edad terminó cuarta en el Maratón de Nueva York del domingo, lo que le ha valido 25.000 dólares en premios en metálico y 3.000 más por tratarse de la mejor atleta máster. Dinero suficiente para ampliar su escuela en Chesitek, una aldea a las afueras de Iten, Kenia, con 50 estudiantes más. También le permitirá cubrir los gastos de matrícula de otros dos niños huérfanos y donar otro lote de uniformes escolares para una escuela que atiende a niños discapacitados.

Nancy Kiprop maratón de Viena 2018

Un proyecto de escolarización que arrancó en 2014

Comenzó como una visión, que tardó cuatro años en hacerse realidad. En 2014 y 2015, Kiprop ganó dinero en varias carreras y decidió poner en marcha su proyecto escolar en Chesitek -una población junto a Iten-,  comprando un terreno junto con su padre, Cletius. Juntos construyeron dos edificios temporales, pero los problemas con el terreno y la escasez de dinero hicieron que el proyecto quedara suspendido durante dos años.

Dos victorias consecutivas en Viena, su maratón predilecto, en 2017 (2:24:20) y 2018, antes de lograr el triplete este año con récord, una buena marca en Frankfurt (2:22:46 horas) y varios triunfos en medios maratones como el de Mattoni Ústí Half Marathon en la República Checa (1:07:22) hicieron posible que en enero de 2018, las puertas de la Academia Nancie Cletius finalmente se abrieran.

Comenzó con un profesor y seis estudiantes, pero desde entonces se ha ampliado a seis profesores y 145 estudiantes. El esposo de Nancy, Joseph, conduce un autobús escolar cada mañana para recoger a los estudiantes, haciendo malabares con su trabajo en la granja lechera de la familia. Los estudiantes tienen entre 3 y 7 años de edad, pero el objetivo es tener una escuela que atienda a niños de hasta 15 años.

Un nuevo proyecto para ayudar a niños discapacitados

A principios de este año, Kiprop visitó la escuela secundaria Chebororwa High School en Marakwet y se angustió por la falta de recursos para los niños con discapacidades físicas. "Estos niños sienten el rechazo de su familia", dijo. "La familia los dejará y no volverá a por ellos nunca más."

Algunos apenas tenían 3 años, y todos provenían de familias pobres. En los últimos meses Kiprop ha donado todo lo que ha podido para hacerles la vida un poco más fácil.

Sería una mentira decir que pensó en esos niños durante el maratón del domingo -Kiprop dijo que su mente está concentrada sólo en correr una vez que se pone en la línea de salida- pero sí sintió el peso de la expectativa. Ella sabía lo que sería posible con un buen resultado.

Después de perderse el podio en su primer Major, Kiprop se mostró orgullosa. "Estoy contenta de haber quedado cuarta", dijo. "Es un buen dinero y lo usaré para hacer crecer mi escuela y para contratar a más maestros y personal. Aunque no haya subido al podio, sé que algún día, lo lograré".

ARTÍCULOS RELACIONADOS